Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 16 marzo 2017
Arqueología forense

La verdadera identidad de la última víctima de Jack el Destripador

El asesino en serie conocido como Jack el Destripador mató a por lo menos cinco mujeres jóvenes en el barrio londinense de Whitechapel entre agosto y noviembre de 1888. Hoy en día, Mary Jane Kelly, su última víctima, sigue siendo una figura enigmática y objeto de gran debate. Su brutal asesinato, el 9 de noviembre de 1888, impactó a una nación ya profundamente horrorizada por la serie de aterradores asesinatos que habían tenido lugar ese año en Whitechapel. Cientos de personas acudieron a despedirla cuando fue enterrada en el Cementerio Católico de St. Patrick, diez días más tarde. Sin embargo, a pesar de su fama, existe tan poca información verificable sobre ella, en claro contraste con las otras cuatro víctimas del Destripador, que algunos estudiosos del tema han llegado a la conclusión de que estuvo viviendo con una identidad falsa. Esto, a su vez, ha generado todo tipo de especulaciones sobre quién era realmente.

 

En 2015, un nuevo libro presentó la teoría de que la mujer conocida por todos como Mary Jane Kelly se llamaba en realidad Elizabeth Weston Davies, la tía abuela del autor del libro, Wynne Weston-Davies. Este cirujano, estudioso de los crímenes de Jack el Destripador reunió suficientes indicios como para creer que Mary Jane Kelly y Elizabeth Weston Davies fueron la misma persona.

 

Patricia Cornwell, escritora e investigadora conocida, entre otras cosas, por su libro sobre Jack el destripador en el cual presentó su teoría de que la identidad del asesino era la de cierto pintor impresionista, se interesó por la investigación de Wynne Weston-Davies, y a raíz de ello contactó con Turi King de la Universidad de Leicester, una genetista conocida por su trabajo identificando los restos mortales del rey Ricardo III hallados bajo un aparcamiento de coches, para evaluar la posibilidad de analizar el ADN de los restos de Mary Jane Kelly y compararlos con muestras biológicas de Weston-Davies.

 

Se acordó que un equipo de investigadores de la citada universidad realizaría un estudio preliminar para abordar varias cuestiones clave, comenzando por la de averiguar la verdadera ubicación de los restos mortales. Existe una lápida, a cuyos pies no es raro que la gente deje flores, pero se tiene la certeza casi total de que la difunta no reposa allí debajo.

 

[Img #42438]

 

La tumba de Mary Jane Kelly, en la cual ya no hay restos mortales suyos. (Foto: Carl Vivian/University of Leicester)

 

Dado que cualquier análisis genético dependería de la identificación inequívoca de los restos como pertenecientes a la mujer conocida como Mary Jane Kelly, un paso imprescindible antes de pasar a las fases más ambiciosas del proyecto, el equipo de la Universidad de Leicester llevó a cabo una evaluación de la zona en la que se cree que reposan los restos mortales de la mujer.

 

En su informe, el equipo expresa su conclusión de que sería muy difícil localizar e identificar los restos mortales de la última víctima conocida de Jack el destripador. El principal obstáculo es que se desconoce la ubicación precisa de su verdadera tumba. Los restos mortales de la mujer muy probablemente fueron desplazados cuando la tumba comunitaria en la que fue enterrada fue reutilizada en la década de 1940. Ello complica muchísimo, o incluso imposibilita, la identificación de sus restos. Buscarlos acarrearía además exhumar los restos mortales de otros difuntos, con todos los obstáculos legales a superar que ello comporta.

 

No obstante, el informe indica que el análisis genético de los restos de Mary Jane Kelly, en caso de que algún día fuesen encontrados, sí permitiría la comparación con el ADN de Weston-Davies para determinar si ambos están emparentados, y por tanto si ella era Elizabeth Weston Davies.

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress