Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Domingo, 9 abril 2017
Astrobiología

Cómo analizar muestras de Marte sin poner en peligro a la Tierra

Seis miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS) logran uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la humanidad: la primera prueba de que existe vida fuera de la Tierra. En una muestra recién llegada de Marte encuentran un extraño organismo, que resultará mucho más inteligente de lo esperado y que pondrá en peligro la vida de los protagonistas y de toda la humanidad.

 

Ese es el argumento de la película Life, que este viernes se estrena en los cines de toda España. Al margen de las críticas que ya ha recibido la cinta y sus similitudes con Alien, el octavo pasajero, la historia plantea una pregunta: ¿El día que haya que traer muestras de Marte, convendría llevarlas a la Estación Espacial Internacional o sería mejor investigarlas en la Tierra?

 

“La naturaleza de esa misión dependería de muchos factores, pero hay un aspecto de la trama de la película que parece muy poco realista: es improbable que alguna vez haya una buena razón para enviar una muestra de material marciano a una estación espacial”, ha explicado Catharine Conley, responsable de protección planetaria de la NASA, en la web space.com.

 

“La ingravidez en la ISS, además de afectar a la vida diaria de los tripulantes, también hace que todo flote, lo que plantea peligros para contener la muestra e influye en el comportamiento de los líquidos y los cristales –añade–. Por tanto, instrumentos como los microscopios, tendrían que ser calibrados y diseñados para ese entorno espacial”.

 

[Img #42957]

 

Las agencias espaciales desarrollan protocolos para no contaminar Marte con sustancias procedentes de la Tierra y viceversa: nuestro planeta con posibles compuestos u organismos marcianos traídos desde el planeta rojo. (Foto: NASA)

 

Según la experta, "lograr en ese entorno el equipamiento necesario para desarrollar análisis precisos sería extraordinariamente costoso y considerablemente menos fiable que los que lo que se puede conseguir con los equipos de operación de la Tierra, donde sabemos perfectamente cómo funcionan".

 

Aunque a nuestro planeta ya han llegado muestras de la Luna –a través de las misiones Apolo– y se recibirán otras recogidas en asteroides –con la misión Hayabusa-2 de Japón y OSIRIS-Rex de la NASA–, donde es más probable encontrar indicios de vida (y aumenta también el riesgo de amenaza biológica) sería en las procedentes de Marte. El planeta rojo, desértico y frío que conocemos hoy fue un día un mundo húmedo y templado más favorable para la presencia de formas vivas, que podrían haber dejado algún resto o incluso haber sobrevivido bajo el suelo marciano.

 

Las misiones actuales en Marte, como la que desarrolla el rover Curiosity sobre el terreno y la europea ExoMars desde el espacio, no contemplan la recogida de material marciano para enviarlo a la Tierra, pero sí lo hace la misión Mars 2020 de la NASA, que se lanzará la próxima década con un nuevo rover. Lo que todavía no está claro es como hacer llegar ese material hasta nuestro planeta. La compañía espacial SpaceX ya se ha ofrecido para realizar esa tarea con una de sus cápsulas Dragón Rojo.

 

“De momento no existe un protocolo estricto sobre cómo hay que gestionar las misiones de recogida y envío de muestras, porque cada una es diferente, y los requisitos de protección planetaria se aplican de forma individual”, señala Conley, que añade: “Probablemente sería un panel internacional el que evaluaría la misión basándose en la mejor información disponible sobre la amenaza potencial que podría representar la muestra y cómo contenerla”.

 

En la película Life, la muestra se lleva a la Estación Espacial Internacional (bastante bien recreada) como una forma de alejar el ‘biopeligro’ de la Tierra, pero en el mundo real esa opción no parece tener mucho sentido, según Conley y otros expertos. En la próxima década veremos cuál es la solución que finalmente adoptan las agencias espaciales, y quién sabe si también su ansiado objeto de estudio: evidencias de vida extraterrestre. (Fuente: Space.com)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress