Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 13 octubre 2011
Psicología

Fijarnos muy bien en algo puede distorsionar nuestra percepción de ello

Vigilar detenidamente un conjunto de objetos puede llevar a la situación paradójica de que la atención dedicada perturbe nuestra percepción de la cercanía entre ellos.

Prestar atención a algo es el modo lógico de percibirlo con más precisión. Pero un nuevo estudio realizado por Brandon Liverence y Brian Scholl, psicólogos cognitivos de la Universidad de Yale, ha revelado que concentrarse intensamente en los objetos puede tener el efecto contrario al esperado: Distorsiona la percepción de la ubicación relativa entre ellos, en vez de mejorarla.

Fue sorprendente para los investigadores descubrir que incluso este tipo simple de percepción puede ser distorsionado por nuestra mente hasta ese extremo.

Los investigadores estudiaron esas distorsiones en personas que centraban su atención en algunos objetos de un conjunto.

Cuando la gente hacía esto, percibía los objetos a los que les prestaba atención como más cercanos entre ellos de lo que en realidad estaban, mientras que a los demás objetos los creía más lejanos unos de otros de lo que realmente estaban.

[Img #4720]Otra distorsión, ésta esperada porque ya había indicios obtenidos en investigaciones previas, fue que las ubicaciones de los objetos recordadas por los sujetos de estudio poco después de que tales objetos desapareciesen de la pantalla, estaban todas desplazadas ligeramente hacia el centro de la pantalla, de tal modo que el conjunto de objetos ocupaba, según la percepción de las personas, un menor espacio que el que ocupaba en realidad, como si la representación mental de ese espacio se encogiera.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress