Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Domingo, 16 octubre 2011
Tecnología ecológica

El primer jardín vertical activo de Europa está en la Universidad de Sevilla

La biofiltración del aire supone una mejora de la calidad del aire, combatiendo lo que se conoce como "Síndrome del Edificio Enfermo", además de aportar un ahorro energético en climatización y ventilación del edificio.

Investigadores de la Universidad de Sevilla, en España, han instalado el primer jardín vertical activo de Europa en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla. Esta superficie activa vegetada, de 16 m2, actúa como biofiltro depurando el aire, procedente tanto del interior como del exterior del edificio, y como sistema de enfriamiento evaporativo, de manera que consigue un importante ahorro energético en climatización al reducir la necesidad de renovación del aire y al bajar la temperatura de éste de forma natural.

La reducción de temperatura puede llegar a ser de hasta 10 grados centígrados.

Al elevado valor ornamental y estético que presentan los jardines verticales tradicionales hay que añadirle este nuevo componente activo de acondicionamiento del aire que ayuda a combatir el Síndrome del Edificio Enfermo.

La Empresa de Base Tecnológica formada por tres ingenieros agrónomos y dos arquitectos de la Universidad de Sevilla, Terapia Urbana, apuesta por la Naturación Urbana como herramienta para integrar la naturaleza en los edificios y en las ciudades.

Esta iniciativa, que surgió en 2006, trata de resolver problemas energéticos y ambientales en edificios como la emisión de CO2 a la atmósfera, el acondicionamiento natural del aire, la pérdida de humedad del aire que ejercen los equipos de aire acondicionado tradicionales y que provoca el resecamiento de las mucosas respiratorias, o la escasez de zonas verdes en el ámbito urbano, entre otros.

El profesor de la Universidad de Sevilla y miembro de Terapia Urbana, Antonio Franco Salas, explica que el aire procedente del exterior del edificio o de las zonas elevadas del interior del mismo se hace pasar, gracias a una serie de ventiladores, por el interior del jardín vertical. Al salir de éste, el aire disminuye su temperatura e incrementa su humedad, además de eliminar polvo, polen, gases orgánicos volátiles, y otros agentes, gracias a la biofiltración.

[Img #4750]

La reducción de temperatura puede llegar a ser de hasta 10 grados centígrados si el aire procede del exterior en una época estival como la de Sevilla, con temperaturas por encima de los 40 grados centígrados y baja humedad. “Este tipo de jardín vertical activo se puede integrar con el sistema de climatización existente en el edificio, el jardín atempera el aire de manera que al ser enfriado previamente requiere de un menor salto térmico por parte de la equipo convencional de climatización. Esto se traduce en un menor consumo eléctrico de la máquina de climatización tradicional.”

Además, esta superficie vegetada cuenta con un sistema de sensores y actuadores que permiten controlar, a tiempo real, los flujos de aire involucrados en el proceso, así como el estado de la vegetación, a partir de las mediciones de distintos parámetros tales como la humedad y temperatura del aire, el pH y la conductividad eléctrica del agua. También dispone de un sistema de alarma que detecta con antelación cualquier anomalía en su funcionamiento.

Todo esto ha podido ser gracias a la empresa IDENER, otra EBT de la Universidad de Sevilla. “Este sistema hace que el mantenimiento de nuestros jardines verticales sea más fácil, abaratando sus costes”, asegura Franco Salas.

Otros dos de los miembros de Terapia Urbana y profesores también de la Universidad de Sevilla, Rafael Fernández Cañero y Luis Pérez Urrestarazu, están trabajando en un nuevo proyecto de naturación mediante jardines verticales de reducido tamaño y de alto valor estético para el sector residencial y de oficinas y comercios, sin necesidad de acometer importantes obras de instalación.

La transferencia de esta nueva tecnología se pretende que se lleve a cabo a finales de este mes de octubre, cuando empezará a comercializarse internacionalmente a través de Terapia Urbana con el nombre de “lienzo naturado” o también “Slim Greenwall”.

El Slim Greenwall, o "lienzo naturado" pretende ser “una ventana a la naturaleza en espacios interiores, tanto en oficinas y comercios como en viviendas”, señala Fernández Cañero. (Fuente: Universidad de Sevilla / SINC)

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress