Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 1 junio 2017
Bioquímica

Nueva metodología para la determinación de alergénicos en cosméticos

El grupo de Sensores y Especiación Metálica, del departamento de Química Analítica y Análisis Instrumental de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en España, ha desarrollado un nuevo método para analizar distintos productos cosméticos masculinos con base hidroalcohólica.

 

El método, publicado recientemente en la revista Electroanalysis, permite concretamente la determinación directa de los alérgenos atranol y cloroatranol en diferentes productos cosméticos, basándose en la cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) con detección electroquímica (ECD).

 

Los productos habituales de consumo como detergentes, cosméticos, productos de herbolarios o de aromaterapia utilizan más de dos mil ingredientes distintos para obtener una fragancia característica. Estos ingredientes se obtienen mediante síntesis química, y en muchos casos proceden de diversas fuentes naturales.

 

Se considera que entre un 1% un 3% de la población europea es alérgica a alguno de estos ingredientes de fragancia, motivo por el cual en la Unión Europea se encuentran vigentes diferentes normativas que obligan a indicar en la etiqueta de los productos de consumo la presencia de cualquiera de los ingredientes de fragancia identificados como alergénicos.

 

Entre las sustancias naturales identificadas como fragancias alergénicas se encuentran los extractos naturales obtenidos del liquen Evernia prunastri (L.) Arch., también conocido como musgo de roble. Estos extractos se han empleado principalmente en productos cosméticos masculinos, como lociones para después del afeitado y perfumes y colonias de alta gama, debido a su perfume arbolado y a sus propiedades fijadoras de los aromas.

 

Sin embargo, la presencia de esta fragancia natural se considera como la causa más frecuente de alergia por contacto en productos de consumo. Los extractos de este liquen contienen unos 170 compuestos diferentes, entre los que se encuentran el atranol y el cloroatranol, considerados los alérgenos más potentes de esta fragancia.

 

[Img #44143]

 

(Foto: UAM)

 

Siguiendo las recomendaciones establecidas por los distintos comités científicos de la Unión Europea, en los últimos 10 años ha descendido la frecuencia de aparición de atranol y cloroatranol en productos cosméticos. Para ello, los extractos naturales de este liquen se tratan adecuadamente reduciendo, pero no eliminando por completo, el contenido en atranol y cloroatranol. Por este motivo, sigue siendo necesario un estricto control de la presencia de estos alérgenos en los productos de consumo.

 

En la actualidad existen muy pocas metodologías analíticas que permitan determinar el contenido de estas sustancias de manera sencilla. La mayoría de las estrategias de análisis diseñadas para este fin emplean cromatógrafos de gases o de líquidos con detectores de Espectrometría de Masas (MS), detectores de elevado coste y sofisticado manejo.

 

Además, con el fin de obtener resultados reproducibles y evitar interferencias en la determinación debida al resto de componentes de la muestra, es necesario llevar a cabo un tratamiento previo de la misma que puede alterar el contenido de estos alérgenos, aparte de alargar el tiempo y coste del análisis y el consumo de muestra.

 

“El nuevo método que proponemos permite determinar directamente el contenido de ambos alérgenos en productos cosméticos sin necesidad de llevar a cabo el pretratamiento de la muestra”, explica el investigador de la UAM Jesús R. Procopio.

 

Para desarrollar la metodología, los investigadores utilizaron un cromatógrafo de líquidos de alta resolución (HPLC) acoplado a un detector electroquímico (ECD), instrumentación mucho más económica y sencilla que la de los cromatógrafos equipados con sistemas de detección de MS.

 

Además, las concentraciones mínimas de atranol y cloroatranol que pueden ser cuantificadas empleando la metodología propuesta son del mismo orden que las obtenidas con los métodos que emplean sistemas cromatográficos con detectores de MS.

 

“De hecho, en las condiciones óptimas de análisis ambos alérgenos pueden ser cuantificados en el intervalo de microgramo de alérgeno por mililitro de muestra con buena exactitud y precisión”, concluyen los investigadores. (Fuente: UAM)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress