Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 17 octubre 2011
Química

Proceso barato para retirar arsénico del agua

Hay casi 100 millones de personas, en los países en vías de desarrollo, expuestas a niveles peligrosamente altos de arsénico en el agua potable de la que dependen, e imposibilitadas de pagar la compleja tecnología de purificación que se usa habitualmente en las naciones ricas para retirarlo.

Un método barato y fácil de retirar arsénico del agua, que ha sido creado y descrito recientemente por un equipo de científicos, podría resultar providencial para ese centenar de millones de personas.

El proceso ideado por el equipo de Tsanangurayi Tongesayi, de la Universidad de Monmouth, en West Long Branch, Nueva Jersey, Estados Unidos, sólo requiere dos cosas: La primera, un nutriente presente en muchos alimentos y suplementos dietéticos. La segunda, trocitos de plástico ordinario del utilizado en botellas de usar y tirar.

Hay que cortar a trocitos la botella de plástico, impregnarlos de cisteína (un aminoácido presente en suplementos dietéticos y alimentos), arrojarlos a un recipiente con agua contaminada por arsénico, y agitar bien. La cisteína del plástico actúa como un imán ante el arsénico, y así hace que éste se adhiera a los trocitos de plástico. Entonces, basta con retirar los pedazos y el agua ya está lista para ser consumida.

En pruebas de laboratorio con agua albergando 20 partes de arsénico por cada mil millones, que es una concentración del doble de lo autorizado por las normas de seguridad de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) para el agua potable de Estados Unidos, el método del plástico con cisteína ha producido agua potable con 0,2 partes de arsénico en vez de esas 20 iniciales, es decir, bien por debajo del máximo permitido por la normativa federal.

[Img #4760]
La tecnología del equipo de Tongesayi es tan sencilla, que la gente sin habilidades técnicas la puede utilizar. Además, brinda la posibilidad, que se investigará más a fondo en estudios futuros, de eliminar otros metales pesados potencialmente tóxicos presentes en el agua potable de ciertos lugares.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress