Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 21 junio 2017
Medicina

La sepsis, una enfermedad tiempo-dependiente en la que cada segundo cuenta

La SEPSIS es una dolencia crítica que se produce cuando el cuerpo, como respuesta a una infección, genera una respuesta inflamatoria que, en los casos más graves, provoca un fallo agudo de otros órganos que no necesariamente estaban relacionados con la infección original, provocando un shock o fallo multiorgánico que, en un número importante de casos, provoca la muerte.

 

Debido a la elevada morbimortalidad a causa de la sepsis, a través de la resolución aprobada en la Asamblea Mundial de la Salud que se celebró el pasado mes en Ginebra, se indica a la OMS que debe ayudar a los países a desarrollar la infraestructura, capacidad de laboratorio, estrategias y herramientas necesarias para reducir la carga de la sepsis. Y que trabaje, además, con socios para ayudar a los países en desarrollo a tener acceso a tratamientos seguros, eficaces y accesible y herramientas de calidad para la prevención y el control de la infección, incluida la inmunización. Es por todo ello que la OMS ha decidido intervenir instando a todos los estados miembro a mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad.

 

Según los especialistas cada cuatro segundos una persona muere de sepsis en el mundo. Alrededor de 25 millones de personas se afectan de sepsis al año, de los cuales mueren 8 millones. Unas cifras muy elevadas, comparables con las estadísticas de fallecimiento por ictus, cáncer o infarto de miocardio.

 

Por este motivo es tan importante cada nuevo avance dentro del estudio para combatir la sepsis. Los especialistas en la investigación de esta enfermedad mortal han comprobado que la sepsis es tiempo-dependiente, y que la rapidez en la aplicación del tratamiento es vital para la supervivencia del paciente. Los estudios demuestran que un paciente con sepsis sobrevive a la dolencia en un 80% de los casos si se le aplica el tratamiento durante la primera hora. A partir de la cuarta hora, la estadística dice que su probabilidad de curación es menor del 50%, y a partir de las doce horas la esperanza de supervivencia se limita a un 15-20% de probabilidad.

 

De ahí la importancia del Código Sepsis, proyecto desarrollado por la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), y otras sociedades científicas, y que pretende mejorar constantemente el conjunto de protocolos y recomendaciones de actuación, con el fin de convertirlos en métodos comunes en todos los hospitales españoles para diagnosticar, monitorizar y tratar la sepsis bajo una misma estrategia.

 

“En el futuro veremos una medicina más personalizada, no habrá un solo tratamiento para sepsis sino que cada paciente podrá beneficiarse de un tratamiento concreto en función de su estado inmunológico y otros factores”, comenta Ricard Ferrer, Vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias, que durante el LII Congreso Nacional de la SEMICYUC comenta las novedades de las nuevas Guías de Tratamiento sobre la sepsis que revalúan la resucitación hemodinámica y revisan la inmunomodulación mediante purificación sanguínea, y además aporta información sobre las nuevas líneas de investigación en las que se están trabajando en estos momentos:


-Biomarcadores de diagnóstico.

 

-Fisiopatología: técnicas de genómica y proteómica permiten conocer mejor los mecanismos que participan en la sepsis.

 

-Tratamiento: inmunoterapia, fluidoterapia más adecuada, prevención de la disfunción orgánica.

 

Los casos de sepsis aumentan cada año, y se prevé que la cifra vaya en aumento, ya que la esperanza de vida cada vez es mayor y la vejez es un factor determinante en esta enfermedad. Por eso todos los estudios están centrados en nuevos tratamientos que pretenden manejar la inmunidad, con el único fin de reducir la mortalidad.

 

“Cada vez se conoce más de las consecuencias a largo plazo. Los nuevos estudios intentan no solo estudiar los efectos sobre la mortalidad, si no también los efectos sobre la morbilidad: reducir la estancia en UCI y en el hospital, y mejorar la calidad de vida posterior”, concluye el Vicepresidente de SEMICYUC. (Fuente: SEMICYUC)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress