Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 27 junio 2017
Arqueología

¿Qué información podemos obtener de un análisis por radiocarbono?

El CNA, centro mixto de la Universidad de Sevilla, CSIC y Junta de Andalucía (España), cuenta con una instalación de Espectrometría de Masas con Acelerador, (o AMS por sus siglas en inglés), SARA, en funcionamiento desde el año 2006, entre cuyas capacidades está la detección de C-14, lo que permitió que desde el año 2007 entrase en funcionamiento el Servicio de Datación por C-14. Posteriormente, en 2012, un nuevo sistema de AMS, dedicado en exclusiva a la detección de C-14, el Micadas, se instaló en el CNA y desde entonces las medidas correspondientes al servicio se realizan en él.  

 

En el CNA se han realizado hasta la fecha más de 3500 dataciones para todo tipo de instituciones nacionales e internacionales, así como a particulares que lo han solicitado.

 

En el servicio se pueden analizar muestras de origen diverso, procedentes de diferentes ámbitos científicos (arqueológicas, medioambientales, artísticas, biomateriales…), y en una gran diversidad de materiales.  La técnica de datación por radiocarbono permite determinar, dentro de los márgenes de error propios de la técnica, el tiempo transcurrido desde que un material cesó su intercambio de carbono con el ambiente. Esto se corresponde, generalmente, con el momento de la muerte del ser vivo que normalmente está en el origen del material. No olvidemos que objetos cotidianos como textiles o papel se originan normalmente a partir de fibras vegetales o animales que en su momento eran organismos vivos.

 

Para el caso de muestras de madera, la fecha obtenida por el método de radiocarbono corresponde al momento en el que la madera deja de intercambiar CO2 con el aire, correspondiendo por tanto a una fecha anterior a la tala del árbol.

 

[Img #44693]

 

Excavación de Atapuerca, España. (Foto: Wikipedia)

 

En AMS se utilizan apenas unos miligramos de madera, que corresponderán a un anillo o pequeño grupo de anillos anuales de crecimiento del árbol.  Por tanto, se está fechando la fecha de creación de dichos anillos en la estructura del árbol. Este momento puede diferir, según las circunstancias, del momento de la tala, y desde luego, del momento de la manufactura posterior de cualquier elemento.    

 

El método de radiocarbono tiene unas incertidumbres, por lo que las dataciones que se realizan en el CNA corresponden a un rango de fechas, con una amplitud muy dependiente del momento histórico, y que puede oscilar entre los 70 y hasta 300 años. Además, podemos tener problemas interpretativos importantes según el tipo de material. Por ejemplo, en el caso de la madera, se tiene el problema de interpretación derivado de que el fragmento puede provenir de la parte interior de un tronco, parte que lleva ya formada un número determinado de años en el momento de la tala. Esto puede ser un factor muy importante si se trata de una especie de vida larga.  En otro tipo de materiales, como los materiales marinos, hay que considerar una serie de efectos alrededor del comportamiento del C-14 en dicho medio, y correcciones locales que son muy variables geográficamente.

 

Atendiendo a estas circunstancias, en ningún momento, el servicio de radiocarbono del CNA puede confirmar la "autenticidad" de ninguna de las muestras que analiza. Solamente da el rango de fechas probables en que el material dejó de intercambiar CO2 con el ambiente. Así, en ningún caso la datación por radiocarbono puede fechar los procesos de manufactura en muestras de madera, por los problemas descritos anteriormente, y porque además, la madera es un material muy susceptible de ser reutilizado. Es responsabilidad del arqueólogo o investigador que ordena la datación, contextualizarla y establecer la correspondiente correlación entre fecha y evento. Esto, de por sí, exige un trabajo minucioso y una labor de investigación que en ocasiones puede ser muy compleja. (Fuente: CNA)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress