Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 26 julio 2017
Zoología

Descubren un nuevo virus en un ave en el estado brasileño del Rio Grande do Sul

Investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB-USP), en Brasil, descubrieron un nuevo virus en un ave migratoria. Este hallazgo es tan raro que puede incluso considerárselo como un golpe de suerte. Sobre todo cuando el virus en cuestión es el así denominado paramixovirus aviar 15, de la misma familia que el paramixovirus aviar 1, causante de la enfermedad de Newcastle, que no reviste riesgos para los humanos, pero que puede ser letal en aves.

 

"Efectuamos el monitoreo activo de virus en aves migratorias. Yo pretendía encontrar el virus de la enfermedad de Newcastle, un paramixovirus aviar 1, y mi colega Jansen de Araújo apuntaba a detectar el virus de la influenza aviar para su proyecto de investigación. Terminamos encontrando una coinfección: dos virus, de los cuales uno era completamente desconocido hasta ese momento", declaró Luciano Matsumiya Thomazelli, investigador del Laboratorio de Virología Clínica y Molecular del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB-USP).

 

Desde 2005, ese laboratorio cuenta con un equipo que va al campo para hacer investigaciones de monitoreo epidemiológico en distintas regiones de Brasil, como parte de la Red de Diversidad Genética de Virus (VGDN), financiada por la FAPESP y bajo la coordinación del profesor Edison Luiz Durigon.

 

El objetivo de los investigadores es detectar la presencia de virus de la influenza aviaria y de la enfermedad de Newcastle, entre otros, en aves y animales silvestres. Por eso se lleva a cabo el monitoreo y la evaluación del riesgo de que nuevas cepas entren en Brasil. Las muestras que el equipo recolecta se almacenan en congeladores, a temperaturas de -80 °C, y se las utiliza en investigaciones científicas.

 

La nueva especie de virus aviar fue encontrada en una muestra recolectada de un correlimos (Calidris fuscicollis), un ave migratoria capturada en abril de 2012 en el Parque Nacional de Lagoa del Peixe, en el estado brasileño de Rio Grande do Sul. Será necesario realizar más estudios para saber cuál es el grado de amenaza de este nuevo virus aviar; pero, por lo que se sabe ahora, no representa riesgos para los humanos. "Genéticamente está más cerca de virus descritos inicialmente en América del Sur, lo que nos lleva a creer que puede haberse originado efectivamente en nuestra región", dijo Matsumiya Thomazelli.

 

[Img #45314]

 

(Foto: Isaac Simão Neto)

 

Los investigadores siguieron el método estándar de análisis de las muestras. El resultado fue positivo para influenza en el test de PCR en tiempo real, una técnica de biología molecular con la cual se detecta la presencia del ADN/ ARN buscado. Sin embargo, cuando los investigadores aislaron el virus en huevos fecundados de gallinas, el resultado dio negativo para el virus de la enfermedad de Newcastle, aunque una reacción de aglutinación de hematíes indicaba que se trataba de un virus distinto al que se buscaba.

 

"Les mandamos las muestra a colaboradores del St. Jude Children's Research Hospital, en Memphis, Estados Unidos, donde se realizó la secuenciación del genoma completo de lo que había en gran cantidad en la muestra. Para nuestro asombro, la muestra contenía una coinfección de influenza aviar y algo totalmente nuevo. Nos enfocamos en influenza y terminamos hallando también otro virus", dijo Matsumiya Thomazelli.

 

Con estos resultados en manos, los investigadores realizaron test biológicos de patogenicidad y de confirmación de los datos. Como se trata de un asunto de bioseguridad, también enviaron una alícuota del virus aislado al Laboratorio Nacional Agropecuario, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, donde también se realizaron test biológicos y serológicos tendientes a confirmar que se trataba de una nueva especie de virus y que no revestía riesgos.

 

"Es un alivio, fundamentalmente si tenemos en cuenta que Brasil es el mayor mundial exportador de pollos. Cualquier virus patogénico para aves, especialmente gallinas, generaría una enorme preocupación, pero no es éste el caso", dijo Matsumiya Thomazelli.

 

El descubrimiento de nuevos virus sigue siendo un hecho raro, pero que se está volviendo menos inusual debido a la secuenciación de nueva generación.

 

"El virus que descubrimos es el paramixovirus aviar número 15. Hace dos años sólo existían 10 paramixovirus. Esto ha generado un aumentado significativo del conocimiento en el área", dijo Matsumiya Thomazelli. (Fuente: Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress