Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 9 agosto 2017
Física

El pulso más rápido de luz

Un equipo de investigación ha logrado emitir el pulso de luz más rápido hasta la fecha, un destello de rayos X de 53 attosegundos de duración.

 

El grupo encabezado por Zenghu Chang, de la Universidad de Florida Central en Estados Unidos, ha superado su propio récord establecido en 2012: un pulso de luz en el ultravioleta extremo, con 67 attosegundos de duración, que fue el más rápido en su momento.

 

Un attosegundo es un periodo de tiempo inimaginablemente breve. En 54 attosegundos la luz, pese a su enorme velocidad, viaja menos de una milésima parte del grosor de un cabello humano.

 

De la misma manera que las cámaras de alta velocidad son útiles por lograr mostrarnos cosas como el vuelo de una bala, los pulsos de luz con una duración de attosegundos permiten a los científicos capturar imágenes de los rapidísimos electrones en átomos y moléculas, con una claridad sin precedentes.

 

Los pulsos que ha demostrado ahora Chang no solo son más cortos en duración, sino también en longitud de onda. La nueva luz alcanza una importante región espectral, la llamada "ventana del agua", donde los átomos de carbono absorben fuertemente, pero el agua no.

 

[Img #45535]

 

Zenghu Chang. (Foto: University of Central Florida)

 

Tales rayos X blandos con una duración de attosegundos podrían ser empleados para obtener videos en cámara lenta de electrones y átomos de moléculas biológicas en células vivas a fin de, por ejemplo, mejorar la eficiencia de los paneles solares al entender mejor cómo funciona la fotosíntesis, tal como argumenta Chang.

 

Los rayos X interactúan con los electrones de tal modo que pueden revelar cuáles se mueven en qué átomos, proporcionando otra forma de estudiar procesos rápidos en materiales con especificidad de elementos químicos. Esa capacidad es muy valiosa para el desarrollo de la próxima generación de chips lógicos y de memoria para teléfonos móviles y ordenadores que sean mil veces más rápidos que los usados hoy en día.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress