Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 9 agosto 2017
Arqueología

El origen del cultivo agrícola del maíz

El maíz es un importante cultivo agrícola que proporciona alimento e incluso también combustible. Conocer bien la historia evolutiva de este cultivo de primera necesidad es esencial, pero los yacimientos arqueológicos que contienen maíz bien conservado son escasos. Una nueva investigación, en un yacimiento arqueológico de Honduras, puede aportar algunas pistas importantes que permitan resolver algunos de los misterios del inicio del cultivo agrícola del maíz.

 

El equipo de Douglas J. Kennett, de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos, ha estado datando mediante la técnica del carbono maíz antiguo y otro material orgánico del abrigo rocoso El Gigante en Honduras. Todo apunta a que hace 4.300 años el maíz ya estaba lo bastante domesticado (adaptado al cultivo agrícola) como para servir de alimento de primera necesidad entre los pobladores de las tierras altas hondureñas.

 

La abundancia de objetos y la conservación excepcionalmente buena en el refugio rocoso ubicado en la escarpadura occidental del río Estanzuela, en las tierras altas del oeste de Honduras, lo hacen un yacimiento ideal para explorar la domesticación del maíz y su transición hacia el estatus de cultivo de primera necesidad en América.

 

La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que el maíz evolucionó desde la planta conocida como teosinte, en alguna parte del área de Balsas de la región sudoccidental de México, apareciendo hace unos 9.000 años. Pero las mazorcas del maíz original tenían pocos granos.

 

[Img #45536]

 

Estos dibujos de teosinte y maíz muestran grandes diferencias entre las dos plantas, pero este último surgió tras unos cambios en solo unos pocos genes del teosinte, produciéndose frecuentemente la hibridación y retrocruzamiento. (Foto: A'ndrea Elyse Messer/Penn State)

 

El maíz en El Gigante es interesante debido a la rapidez de su aumento de tamaño. Estas mazorcas son mayores que las conocidas en otras áreas de México para el mismo periodo de tiempo.

 

Si bien existe un tipo de teosinte en el área de El Gigante, no es el que se hibrida con el maíz.

 

Los datos de El Gigante sugieren ahora que el maíz en algunas partes de Mesoamérica era lo bastante productivo como para ser un alimento cotidiano hace 4.300 años.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress