Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 24 agosto 2017
Paleontología

El fósil de una mosca arroja luz sobre su explosión durante el Cenozoico

La superfamilia Oestroidea es el grupo más diverso de las moscas Calyptrate, un clado o agrupación de cerca de 22.000 especies vivas que componen cerca del 14% de todas las moscas. Los calyptrates surgieron durante el Cenozoico, una era en la que se produjo una de las radiaciones más grandes de insectos.

 

El clado incluye algunas de las familias más diversas y ecológicamente importantes de las moscas como la tse-tse, el piojo o las moscas domésticas. Abundantes en la mayoría de los ecosistemas terrestres, desempeñan a menudo papeles claves como descomponedores, parásitos y polinizadores. Sin embargo, hay pocos fósiles fiables de calyptrates.

 

Un equipo de investigadores, dirigido por Pierfilippo Cerrito, de la Universidad de Roma La Sapienza (Italia) han descrito en la revista PLOS ONE el primer fósil inequívoco de Oestroidea perteneciente a una nueva especie de mosca denominada Mesembrinella caenozoica. El fósil se halló en un ámbar en la República Dominicana.

 

Los científicos estiman que el ancestro común más reciente de las moscas calyptrates actuales vivió hace unos 70 millones de años, es decir, justo en la frontera entre el Cretácico y el Paleógeno. Asimismo, la radiación de los oestroides comenzaría hace unos 50 millones de años y la familia M. caenozoica se originaría hace unos 40 millones de años.

 

[Img #45769]

 

Ejemplar de Mesembrinella caenozoica en ámbar. (Foto: Cerretti et al. (2017))

 

Los investigadores destacan que el evento de extinción del Cretáceo-Paleógeno, que acabó con los dinosaurios y otros animales, tuvo un papel importante en las radiaciones de aves, mamíferos y angiospermas, por lo que puedo haber sido crucial también para aumentar la diversificación de calyptrates durante el Cenozoico. (Fuente: SINC)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress