Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 1 septiembre 2017
Física

Visualizan cómo surfea el magnetismo

Controlar las propiedades magnéticas de los materiales es fundamental para desarrollar nuevas memorias, equipos de computación y otros dispositivos de comunicación a nivel nanométrico. El almacenamiento y procesamiento de datos progresa de manera tan veloz que es necesario probar diferentes métodos para modificar las propiedades magnéticas de los materiales. Una manera se basa en la deformación elástica del material magnético para modificar sus propiedades magnéticas. Permite escribir pequeños elementos magnéticos con un voltaje eléctrico en lugar de corriente y, por lo tanto, evitar las pérdidas de energía. Sin embargo, los estudios realizados hasta la fecha se han hecho a escalas de tiempo muy lentas (de segundos a milisegundos).

 

Otra forma de producir cambios rápidos de deformación (a nivel de subnanosegundos) y, por lo tanto, inducir cambios de magnetización es utilizando ondas acústicas superficiales (SAWs), que son ondas de deformación. Imagina una barra de hierro que es golpeada con un martillo en uno de sus extremos. Al hacerlo, una onda propaga la deformación a lo largo de la barra. Del mismo modo, una onda acústica superficial propaga una deformación pero solo en la capa superficial, de manera similar a lo que hacen las olas en el océano. En ciertos materiales (piezoeléctricos), que se expanden o contraen al aplicar un voltaje, pueden generarse estas ondas mediante campos eléctricos oscilantes.

 

Un grupo de investigadores del Sincrotrón del ALBA, del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC) y de la Universidad de Barcelona (UB) (Catalunya, España), en colaboración con el Instituto Paul Scherrer (Suiza), la Universidad Johannes Gutenberg Mainz y el Instituto Paul Drude (Alemania), han desarrollado una nueva técnica experimental para visualizar cuantitativamente estas ondas acústicas superficiales y utilizarlas para modificar la magnetización de nano-elementos magnéticos (los "surferos") sobre la capa superficial del cristal. Este sistema podría emplearse para estudiar otras áreas como la manipulación de nanopartículas y células o controlar reacciones químicas.

 

[Img #45894]

 

Izquierda, imagen superior: Esquema de los dominios magnéticos en un cuadrado magnético donde no pasa ninguna onda (las flechas indican las direcciones magnéticas y el color gris contraste). Izquierda, imagen inferior: configuración de los dominios magnéticos al pasar la onda, y donde se aprecia que ensanchan horizontalmente (dominios en blanco y negro). Derecha, imagen superior: Serie de imágenes directas (fotogramas) tomadas en diferentes momentos en los que la onda (línea vertical gris brillante) atraviesa la muestra. La onda pasa a través del centro magnético cuadrado (en blanco, 2 m) entre la tercera y cuarta imagen (resaltada por el rectángulo rojo). Derecha, imagen inferior: Imágenes con contraste magnético mostrando los dominios magnéticos del cuadrado. La expansión máxima de los dominios en blanco y negro está aproximadamente entre el cuarto y quinto fotograma, es decir, ligeramente retrasada respecto al paso de la onda. (Foto: S. Alba)

 

El experimento se realizó en la línea de luz CIRCE del Sincrotrón ALBA, utilizando el microscopio de fotoemisión (PEEM), una herramienta de vanguardia para el análisis de capas finas, superficies e intercaras, así como propiedades magnéticas de nanomateriales.

 

Los investigadores prepararon cuadrados magnéticos depositados encima de un cristal piezoeléctrico. Utilizando como referencia la señal de tiempo de los aceleradores de ALBA, pudieron sincronizar la señal de la onda y los pulsos de luz de sincrotrón. Este sistema permitió a los investigadores tomar imágenes (fotogramas) de la muestra cuando la onda pasaba a través de ella, dando la posibilidad de estudiar con detalle los procesos rápidos que ocurren a 500 MHz (500 millones de veces por segundo).

 

Los resultados mostraron que los cuadrados magnéticos cambiaron sus propiedades bajo el efecto de las ondas, ensanchando o encogiendo los dominios magnéticos dependiendo de la fase de la onda. Curiosamente, la deformación no ocurre instantáneamente sino que hay un retraso entre la onda y los cambios magnéticos (tal y como muestra la figura). Comprender cómo pueden modificarse las propiedades magnéticas en una escala de tiempo rápida es clave para diseñar dispositivos eficaces en el futuro. (Fuente: S. Alba)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress