Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 19 septiembre 2017
Zoología

Descubren dos nuevas especies de crustáceos en los fondos marinos de Galicia

En los fondos de la plataforma continental y el talud habitan ricas comunidades faunísticas. En los años 2002, 2003, 2008 y 2009, la Estación de Biología Marina de la Graña de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) (España) llevó a cabo diferentes expediciones oceanográficas para conocer estos ecosistemas. En las diferentes campañas, aunque tuvieran distintos objetivos, todas perseguían identificar y categorizar esta fauna bentónica –animales que viven asociados al fondo marino–, al ser muy rara y poco conocida.

 

Como resultado de estos trabajos de búsqueda, a mil metros de profundidad, se han descubierto varias nuevas especies. Un estudio de la universidad gallega acaba de describir dos de ellas como nuevos crustáceos que pertenecen a las familias Photidae y Corophiidae, a las que han denominado Photis guerrai y Pareurystheus vitucoi. Ambas son especies ciegas y de pequeño tamaño, de unos pocos milímetros.

 

“Este grupo de crustáceos es muy importante en los océanos porque representan la base de la cadena trófica en muchos ecosistemas marinos. Entre otras muchas, algunas de las adaptaciones más habituales que presentan las especies animales a estas profundidades son la ausencia de estructuras visuales y el reducido tamaño, para soportar las grandes presiones”, dice a Sinc Ramiro Rodríguez Tato, investigador de la USC que lidera el estudio publicado en la revista Zootaxa, en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid.

 

Los ecosistemas de profundidad son muy diferentes a los que encontramos en aguas costeras más superficiales. En este medio no llega la radiación solar y como consecuencia de ello no hay macroalgas, por lo que la producción primaria se ve limitada a la quimiosíntesis –producida por una fuente de energía química–.

 

[Img #46238]

 

La nueva especie de crustáceo de los fondos marinos de Galicia Photis guerrai. (Foto: José Antonio Peñas (SINC))

 

Sin embargo, a diferencia de lo que se pensaba al principio, los fondos de grandes profundidades no son zonas sin vida. “En estas áreas se encuentran ricas comunidades animales que se alimentan de la materia orgánica que se deposita paulatinamente desde la columna de agua”, añade Rodríguez Tato.

 

Estos dos animales marinos tienen en común que carecen de ojos. En un entorno al que no llega la radiación solar, es decir, que se encuentra permanentemente en oscuridad, para muchas especies, los sistemas de orientación se centran más en receptores sensoriales químicos que en órganos visuales.

 

Pero al pertenecer a familias distintas las dos especies son muy diferentes. Por un lado, la primera del género Photis –que es muy común en aguas costeras, con proyecciones cefálicas laterales, llamadas lóbulos cefálicos, muy características– es una de las pocas especies de este grupo que carece de ojos. “Únicamente otras tres de las 69 especies que existen carecen de este órgano de visión”, apunta el científico. Además, los lóbulos cefálicos en Photis guerrai no son redondeados, sino que tienen forma apuntada.

 

Por otra parte, el género Pareurystheus es mucho menos común y la mayoría se han localizado en aguas de Japón. Pareurystheus vitucoi, supone así el primer registro del género en el noroeste del Atlántico. Este animal posee un quinto par de apéndices torácicos fuertemente modificados y desarrollados, al contrario de P. vitucoi. Es de pequeño tamaño y coloración blanca. “Es única dentro del género por ser la primera descrita sin ojos”, asegura el científico.

 

Pero para los científicos es complicado explicar su comportamiento por la dificultad de la observación in situ de estos animales. “Probablemente sean especies de hábitos detritívoros, que viven sobre el fondo marino excavando galerías en las que encuentran cobijo y alimento, ya que es el método más extendido entre los animales de este grupo que habitan a estas profundidades”, indica Rodríguez Tato.

 

Para la recogida de muestras se emplearon dragas de diferentes tipos, en este caso tres de arrastre, cada una diseñada para la extracción de un tipo determinado de muestra en un tipo concreto de fondo.

 

“Las comunidades de los fondos profundos de nuestro país se conocen muy poco todavía ya que estas dos especies son solo una pequeña fracción de los resultados de estas campañas. Encontré diez nuevas especies, en las que aún estoy trabajando. Estas son solo dos de ellas”, concluye el investigador. (Fuente: SINC)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress