Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 9 octubre 2017
Política Científica

Un nueva metodología reconoce las singularidades locales en las Denominaciones de Origen

Hasta ahora, la teoría de los mundos de producción sobre la geografía de los alimentos era cualitativa. Una investigación en la que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) (España) ha desarrollado una metodología cuantitativa que reconoce que las singularidades locales de las Denominaciones de Origen (DO) españolas potencian y protegen el origen geográfico como valor competitivo en el mercado.

 

“Nunca, hasta donde sabemos, se habían utilizado técnicas estadísticas para aplicar esta teoría al estudio de casos empíricos. Los trabajos disponibles hasta ahora son de carácter cualitativo”, destaca Consuelo del Canto, investigadora del departamento de Geografía Humana de la UCM y una de las autoras del estudio.

 

El objetivo de este estudio, en el que también participan las Universidades de Salamanca y de Zaragoza, era clasificar las denominaciones de origen vinícolas de las regiones de Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid dentro de la tipología de los mundos de producción.

 

Estos resultados convierten la metodología desarrollada en una herramienta útil para orientar las políticas de desarrollo local, ya que sus indicadores miden a la vez hechos económicos y territoriales.

 

El trabajo se ha desarrollado a lo largo de 16 comarcas que han implantado el mecanismo de Denominación de Origen conforme a la normativa de la Unión Europea. Entre ellas se encuentran Vinos de Madrid, las castellanoleonesas Ribera del Duero, Rueda o Toro; las aragonesas Calatayud o Campo de Boja y las manchegas Mondéjar y Uclés.

 

[Img #46651]

 

Imagen de un viñedo aragonés. (Foto: Juanedc)

 

Todas ellas se clasificaron en las cuatro categorías de los mundos de producción: industrial (tecnologías estandarizadas y mercados genéricos), de nichos de mercado (tecnologías estandarizadas y mercados diferenciados o de nicho), interpersonal (tecnologías especializadas y mercados diferenciados) y de la innovación (tecnologías especializadas para mercados genéricos).

 

“Se han calculado unos índices sintéticos para el eje de las tecnologías y el eje de los mercados, de modo que cada D.O. queda ubicada en un plano factorial dividido en cuatro cuadrantes, uno por cada mundo de producción”, explica José Luis Sánchez Hernández, investigador de la Universidad de Salamanca.

 

Siete de las D.O. pertenecen al mundo interpersonal, cuatro al industrial, tres al de nichos de mercado y uno al de la innovación. Al cubrir estos cuatro mundos de producción, se demuestra que las Denominaciones de Origen son modelos menos rígidos y con más singularidades locales de lo que se concibe.

 

La experta señala que esta investigación se apoya en datos estadísticos recogidos por los equipos de trabajo a partir de informes oficiales del Ministerio de Agricultura, de las webs de los Consejos Reguladores, de los anuarios de bodegas y de algunas entrevistas necesarias para contrastar los datos recogidos por métodos indirectos.

 

La teoría de los mundos de producción ayuda a entender las diferentes modalidades de organización de la cadena de valor en la industria y ha influido en la geografía de los alimentos desde los años 90.

 

“Distingue básicamente los sectores que utilizan tecnologías estandarizadas de las que emplean tecnologías especializadas o específicas; por un lado. Y por otro, entre sectores que abastecen mercados genéricos, de alto volumen y demanda predecible, de los que abastecen a mercados diferenciados, con volúmenes menores y demandas fluctuantes”, concluye Sánchez Hernández. (Fuente: Universidad Complutense de Madrid)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress