Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 11 octubre 2017
Geología

La barrera de hielo Larsen

El satélite Sentinel-3A de Copernicus nos lleva esta vez hasta la península Antártica y la barrera de hielo Larsen, de la que se desprendió un enorme iceberg el pasado julio.

 

La imagen ha sido manipulada, por lo que las nubes se ven rosas, mientras que la nieve y el hielo se muestran en azul para ayudarnos a diferenciarlos. La única tierra visible es la punta de la península en la esquina superior izquierda, mientras que el hielo marino cubre el mar de Weddell a la derecha.

 

Capturada el 25 de septiembre, la imagen muestra el iceberg cerca del centro. El iceberg A68 había estado acercándose y alejándose de la barrera, pero últimamente las imágenes por satélite habían revelado que la distancia entre ellos se está incrementando, por lo que probablemente se esté adentrando en el mar.

 

El trayecto de un iceberg es difícil de predecir. Podría mantenerse en la zona durante décadas, pero si se fragmentase, algunas secciones podrían vagar hacia las aguas más cálidas del norte. Como la propia barrera de hielo ya está flotando, este iceberg gigante no afecta al nivel del mar.

 

[Img #46705]

 

(Foto: contains modified Copernicus Sentinel data (2017), processed by ESA, CC BY-SA 3.0 IGO)

 

A68 tiene un tamaño que duplica al de Luxemburgo y su parto ha modificado el perfil de la península Antártica para siempre, ya que ha desaparecido alrededor del 10 % del área de la barrera de hielo Larsen C.

 

La pérdida de un fragmento de tal envergadura resulta de interés, ya que las plataformas de hielo a lo largo de la península desempeñan un papel importante de sujeción de los glaciares que discurren hacia el mar, ralentizando su flujo.

 

Sucesos registrados por los satélites ERS y Envisat de la ESA y similares ocurridos más al norte, en las barreras Larsen A y B, muestran que, cuando se desprende una parte importante de una barrera de hielo, el flujo de los glaciares situados por detrás se acelera, lo que contribuye a que suba el nivel del mar. (Fuente: ESA)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress