Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Domingo, 12 noviembre 2017
Microbiología

Registran el curso de desvío de la pandemia de cólera actual por África y Latinoamérica

François-Xavier Weill et al. utilizaron información genómica expansiva para registrar el curso del séptimo brote pandémico de cólera (aún en curso) en el continente más afectado, África. En el informe donde presentan los resultados, los autores proporcionan un recurso detallado que podría contribuir al control de la enfermedad en el futuro. Si bien se la considera una enfermedad del pasado, el cólera, una infección de Vibrio cholerae aguda que produce una pérdida potencialmente mortal de fluidos corporales, afecta a muchas regiones del mundo en la actualidad. El séptimo brote pandémico de cólera comenzó en 1961 y se expandió a lo largo del sur de Asia, África y América Latina y el Caribe, causando entre 21 000 y 143 000 muertes estimadas por año. Las investigaciones anteriores sobre la propagación del cólera no habían logrado trazar un panorama completo de cómo se propaga esta enfermedad por continentes enteros.

 

Ahora, tras analizar la información genómica de 1070 poblaciones aisladas de Vibrio cholerae en 45 países de África durante un período de 49 años, Weill et al. demostraron que la expansión del séptimo brote se remonta a un único linaje, la cepa E1 Tor, que se ha introducido al menos 11 veces desde 1970, principalmente desde Asia, en dos regiones principales de África: el este y el sudeste, haciendo que la epidemia durara hasta 28 años. Es más, las últimas 5 introducciones en África estuvieron relacionadas con sublinajes bacterianos resistentes a los medicamentos, cuya primera población se descubrió a principios de la década de los ochenta. Las poblaciones resistentes llegaron a reemplazar al cólera susceptible a los medicamentos a partir del 2000, lo que, según creen los autores, se debe al uso masivo de diversos antibióticos durante este período. Los autores sugieren que su cronología genética respalda los estudios que asocian la transmisión del cólera con factores humanos, más que a los que aducen factores climáticos y ambientales.

 

En un segundo informe independiente del primero, Daryl Domman et al. estudian el origen y la propagación del cólera en América Latina, donde se han observado dos de las epidemias de cólera más grandes de la historia, a pesar de que la pandemia mundial de cólera no había llegado a la región en casi 100 años. Por este motivo, rastrear la expansión de la enfermedad en América Latina representa una oportunidad única para diferenciar los linajes pandémicos y locales del cólera e identificar cuáles fueron responsables de estas dos importantes epidemias de cólera. Mediante la secuenciación de genomas enteros que sirvió para caracterizar 252 poblaciones de cólera aisladas por toda América durante un período de 40 años, Domman et al. descubrieron que 164 cepas pertenecían a la variedad E1 Tor, y 88 se diferenciaban de esta. El V. cholerae pandémico fue el único responsable de ambas epidemias, según se desprende de este análisis.

 

Por el contrario, los linajes locales identificados, de los cuales se observaron al menos siete, se identificaron con características de la enfermedad diferentes de las presentes en el brote pandémico de cólera, como infecciones ocasionales y brotes cortos frente a epidemias explosivas, así como por el hecho de que solo causaran enfermedades extendidas a largo plazo en reservorios ambientales (como la costa del Golfo). Según los autores, con un mejor entendimiento de qué linajes son responsables de los patrones específicos de los brotes de cólera, los organismos de salud pública pueden adaptar las medidas a tomar en función de esta información, dando así una respuesta más eficaz a la epidemia. (Fuente: AAAS)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress