Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Sábado, 2 diciembre 2017
Geología

Gravedad: un método más rápido para medir el tamaño de los grandes terremotos

Inmediatamente después del terremoto de Tohoku en Japón en 2011, mientras las ondas sísmicas aún viajaban a las estaciones sísmicas para dar una idea de la magnitud del evento, los sismógrafos registraron un cambio de gravedad que refleja este valor, según informan los investigadores.

 

En el futuro, señalan, estas señales rápidas de "elastogravedad" podrían usarse para hacer estimaciones previas de las magnitudes de grandes terremotos, una idea que supone un nuevo enfoque para examinar temblores que rompen masivamente la Tierra.

 

 

Las ondas elásticas generadas por los terremotos constituyen un fenómeno bien conocido que transmite valiosa información sobre las características del terremoto. Se cree que las ondas P, en particular, son la manera más rápida de transmitir información sísmica, aunque algunos sismólogos hacen otras especulaciones.

 

En esta ocasión, sabiendo que, como cualquier interrupción importante en la masa, los terremotos y sus campos de ondas elásticas causan perturbaciones en el campo gravitatorio terrestre, Martin Vallée y sus colegas trataron de observar estas señales inducidas por la gravedad, que viajan a la velocidad de la luz (mucho más rápido que las ondas P).

 

[Img #47645]

 

(Foto: IPGP, 2017)

 

Al evaluar de cerca los datos sísmicos registrados durante el terremoto de Tohoku, finalmente lo consiguieron, descubriendo que estas señales llegaban consistentemente a las estaciones de monitorización sísmica antes que sus contrapartes de ondas sísmicas.

 

Si este enfoque hubiera estado disponible en 2011, afirman los autores, el hecho de que la magnitud de momento del terremoto de Tohoku, de 9,1, sería superior a 9, habría podido detectarse en unos minutos. Por ejemplo, la magnitud casi en tiempo real proporcionada por la Agencia Meteorológica de Japón fue de 7,9, corregida tres horas después a 8,8 (nuevamente, una subestimación). (Fuente: AAAS)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress