Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 1 diciembre 2017
Nanotecnología

Investigadores del IBEC diseñan un contacto eléctrico con una sola proteína

A través de una sutil mutación en la proteína Azurina, responsable de diversos procesos metabólicos REDOX en la bacteria Pseudomona Aeruginosa, han conseguido controlar el transporte de electrones en la biomolécula.

 

La bioelectrónica avanza hacia el diseño de plataformas electrónicas en la nanoescala, que permitan conectar biomoléculas complejas a dispositivos electrónicos para la transducción de señales. El acercamiento a estas tecnologías debe ser de “abajo-a-arriba”: necesitamos entender la firma eléctrica de las biomoléculas más simples para crear después circuitos más complejos o entender estructuras macromoleculares.

 

 

Con este objetivo, el grupo del investigador principal del IBEC (Catalunya, España) y profesor de investigación ICREA Pau Gorostiza ha desarrollado un contacto eléctrico de una sola proteína capaz de transportar carga eléctrica de forma eficiente. Los resultados revelan que una sola mutación puntual en la Azurina, la biomolécula empleada en el estudio, promueve un eficiente efecto túnel a los electrones que la atraviesan. “La Azurina tiene un átomo de cobre; normalmente, el transporte electrónico mediado por este metal sucede en dos pasos para cada electrón; con una sola mutación, nosotros hemos conseguido que el transporte electrónico siga un efecto túnel directo”, explica Marta Pozuelo, recientemente doctorada en el grupo de Pau y que ha desarrollado el estudio.

 

[Img #47664]

 

Transferencia de electrones en la proteina azurina sin la mutación (izquierda, transporte en dos pasos) y después de la mutación puntual (derecha, transporte por efecto túnel). (Foto: IBEC)

 

Los resultados demuestran que las vías de conducción eléctrica de la Azurina se pueden ajustar con mucha precisión por medio de mutaciones puntuales en la parte externa de la proteína, sin afectar a su estructura y función global. “Hemos demostrado un mecanismo estructural mediante el cual la proteína podría controlar el transporte de carga en muchos escenarios de interés biológico”, sugiere Pau.

 

Este contacto nanométrico supone además una plataforma única para estudiar los cambios en la transferencia de electrones relacionados con la estructura de diversas biomoléculas similares a la azurina.

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress