Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 21 diciembre 2017
Biología

¿Récord en maratón a la vista?

Un nuevo análisis del profesor Jordan Santos-Concejero, del Departamento de Educación Física y Deportiva de la UPV/EHU, rebate las conclusiones de estudios anteriores sobre la inminencia de un récord masculino por debajo de las dos horas en la prueba de maratón. La investigación, realizada junto a Ross Tucker, de la Universidad Free State de Sudáfrica, ha sido publicado por la revista International Journal of Sports Physiology and Performance.

 

La barrera de las dos horas en maratón es uno de los temas de moda en el mundo del alto rendimiento deportivo. El récord del mundo vigente (2:02:57 del keniano Dennis Kimetto, Berlín, el 28 de septiembre de 2014), que se ve amenazado año tras año (en 2016, el etíope Kenenisa Bekele en Berlín y el keniano Eliud Kipchoge en Londres, se quedaron a menos de 10 segundos), hace pensar que la cuestión no es tanto si será posible romper la barrera, sino más bien “cuándo” se conseguirá. En ese sentido, existen diferentes estudios que tratan de pronosticar si realmente se está tan cerca de romper esa barrera como parece o si, por el contrario, se necesitarán décadas en conseguir ese hito deportivo.

 

 

El estudio ahora publicado por la revista International Journal of Sports Physiology and Performance, ‘The Unlikeliness of an Imminent Sub-2-Hour Marathon: Historical Trends of the Gender Gap in Running Events’, que ha realizado el doctor Jordan Santos-Concejero, del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, junto a Ross Tucker, de la Universidad Free State de Sudáfrica, refuta las conclusiones de un artículo anterior cuyos autores afirmaban que el récord del mundo femenino en maratón es el equivalente a un récord masculino inferior a las dos horas y que, por lo tanto, la caída de la barrera de las dos horas es inminente. El nuevo análisis invalida dichas conclusiones usando su misma metodología.

 

Actualmente se utilizan varios métodos para predecir la plausibilidad de un récord mundial: desde el uso de modelos matemáticos que analizan la progresión histórica de las mejores marcas (y que sitúan el límite humano entre 1:59:37 y 2:01:53, dependiendo de la metodología) hasta el análisis de los determinantes fisiológicos del rendimiento (que por ejemplo establecen el “límite humano teórico” en 1:57:58).

 

Otra tendencia en boga es la comparación de las marcas entre hombres y mujeres. Por ejemplo, un estudio reciente de Hunter y colaboradores (The two-hour marathon: What's the equivalent for women? Hunter SK, Joyner MJ, Jones AM. J Appl Physiol (1985). 2015 May 15;118(10):1321-3), comparó los récords del mundo entre hombres y mujeres y concluyó categóricamente que el récord del mundo femenino (2:15:25 de Paula Radcliffe, Londres, el 13 de abril de 2003) es equivalente a una marca por debajo de las dos horas en hombres, por lo que la barrera de las dos horas podría caer en cualquier momento.

 

Esos investigadores asumieron para sus cálculos una diferencia hipotética entre hombres y mujeres del 12-13% para todos los eventos atléticos. Esto implica que el récord del mundo masculino actual (cuya diferencia con el femenino es de apenas el 10%), tendría aún margen de mejora al ser porcentualmente más “débil” que los récords en otras distancias. Sin embargo, según Hunter y colaboradores, un récord por debajo de las dos horas situaría la diferencia entre hombres y mujeres para el maratón en el 12,9% (es decir, en la horquilla propuesta), por lo que sería cuestión de poco tiempo que se produjese una gran mejora del récord masculino.

 

Sin embargo, el análisis de todos los récords del mundo de pruebas de carrera del atletismo (de los 100 m hasta el maratón) realizado por Santos-Concejero y Tucker, refuta esas conclusiones. “Primero, porque la diferencia global no es el 12-13% que proponen Hunter y sus colaboradores, sino de apenas el 11%. Segundo, porque la evolución de los récords en hombres y mujeres permite ver cómo los récords femeninos en pruebas de carrera evolucionan con más rapidez que los masculinos (la diferencia entre hombres y mujeres ha pasado de 11,7% en 1990 a los apenas 11% actuales), quizá por su incorporación más tardía al deporte, menor participación y otros factores que hace que su margen de mejora sea mayor que en los hombres, donde los eventos atléticos cuentan con mucha más profundidad”, resaltan los investigadores.

 

[Img #48011]

 

Jordan Santos-Concejero. (Foto: UPV/EHU)

 

Una mejora súbita en el récord del mundo de maratón masculino por debajo de las dos horas iría en contra de todas las tendencias y progresión histórica. Actualmente, el maratón masculino es el segundo récord porcentualmente más “débil” con respecto a las mujeres (después del de 100 m), y una marca inferior a dos horas, por el contrario, lo convertiría en el récord comparativamente más “fuerte” de todo el programa atlético. Además, hay que considerar que el récord masculino ha mejorado en la última década desde 2:04:55 en 2007 hasta los 2:02:57 actuales. Eso supone una mejora del 1,6% en 10 años, por lo que se hace difícil pensar en una mejora adicional del 2,4% necesaria para romper la barrera de las dos horas (o lo que es lo mismo, una mejora respecto al récord de 2007 del 4%). La última vez que el récord del mundo de maratón mejoró un 4% se necesitaron 30 años (1984-2014) y lo mismo ha ocurrido en otras distancias como los 100 m, donde se necesitaron 41 años para una mejora del 4% (1968 – 2009).

 

Estos datos parecen refutar las conclusiones del estudio de Hunter y colaboradores sobre la inminencia de un récord masculino por debajo de las dos horas en la prueba de maratón. “En base a las diferencias históricas entre hombres y mujeres, así como al análisis de la evolución de los récords parece difícil pensar que se conseguirá romper esa barrera de las dos horas en condiciones homologables a corto plazo como proponen otros autores”, concluyen. (Fuente: UPV/EHU)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress