Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 22 diciembre 2017
Psicología

¿Cómo ha evolucionado el estudio de la sexualidad femenina en el último siglo?

La sexualidad de la mujer ha sido uno de los mayores misterios de la psicología desde que esta se convirtió en una ciencia. Sigmund Freud, famoso neurólogo y padre del psicoanálisis, le dijo en su momento a una de sus alumnas y discípulas: “La gran pregunta que nunca ha sido respondida y que yo tampoco he sido capaz de responder, a pesar de más de 30 años de investigación del alma femenina, es: ¿qué quiere la mujer?”. Esta premisa resume a la perfección lo compleja que es la sexualidad femenina a pesar de los esfuerzos, experimentos y estudios que se le han dedicado.

 

Una de las principales causas de que esto haya sido así por tanto tiempo (y que apenas ahora, en este siglo, se esté desentrañando de manera mucho más abierta) es la infinita carga de prejuicios a los que las mujeres se han enfrentado durante siglos con respecto a su sexualidad. Durante los siglos XVIII y XIX, la mujer fue recluida en su casa o en conventos y durante la Edad Media la desnudez femenina empezó ser símbolo del pecado. Esta serie de hechos han construido un karma colectivo y han reprimido a la mujer a niveles absurdos, lo que ha hecho que la sexualidad femenina no se haya empezado a estudiar hasta finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

 

Las barreras mentales impiden una correcta salud sexual

 

Como ya mencionábamos, la sexualidad femenina se ha abierto recientemente a la sensualidad y se ha asumido como una parte importante no solo de la vida, sino de la salud física y mental. Sin embargo, la manera de cada una de ver su propia sexualidad es distinta y el entorno en el que se ha crecido o desarrollado ejerce un peso fundamental en ello. Ahora es posible que, por ejemplo, las mujeres singles en Vigo, Madrid, Barcelona o cualquier ciudad del mundo hablen abiertamente de los motivos por los que están solteras, de que su estado civil no las desmerita y de que, en muchas ocasiones, no tener pareja es una elección propia y personal y no una desgracia.

 

En cuanto al acto sexual en sí, hay muchos factores que influyen en que el interés de una mujer disminuya, y aunque en muchos casos puede deberse a una pérdida de atracción hacia su pareja, también son muchos los casos en los que simplemente le cuesta desconectarse de un duro día de trabajo y le cuesta concentrarse en otra cosa que no sea eso. Esto, que resulta una reacción natural, puede ser tomado como un problema debido al constante bombardeo sexual al que estamos expuestos y la presión social que dicta que el sexo debe gustarte sin importar qué.

 

Siguiendo con la presión social, influye mucho el constante mensaje de que la mujer debe ser siempre perfecta, estar arreglada, tener un buen cuerpo o lucir de cierta manera, o de lo contrario será criticada y duramente juzgada no solo por los hombres sino también por sus pares. Esto mina la autoestima de maneras irreconciliables e impide el correcto disfrute sexual. Por ello es imprescindible consultar a un profesional en caso de que se crea que los problemas que se están teniendo para tener una vida sexual sana van mucho más allá de la presión social o los conflictos personales por los que se esté atravesando.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress