Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 4 enero 2018
Medicina

Un tratamiento no invasivo para los acúfenos baja el volumen al zumbido de oídos

Los científicos han diseñado un enfoque no invasivo para ofrecer un alivio de los acúfenos o tinnitus, una persistente percepción de sonidos fantasma que afecta a hasta un 15 % de habitantes de Estados Unidos. La intervención, 30 minutos de estimulación auditiva y somatosensorial alternada, en forma de breves tonos de sonido emitidos a través de auriculares y leves pulsaciones en el cuello o la mejilla, alivió los acúfenos en un estudio doble ciego cruzado controlado con simulación con 20 participantes.

 

Los acúfenos surgen en ocasiones después de una exposición excesiva a ruidos fuertes, una de las razones por las que es la discapacidad más común relacionada con el servicio entre personal militar. Los tratamientos actuales implican cirugías invasivas o un simple ajuste de las actitudes de los individuos afectados en cuanto a la audición de ruidos persistentes, en lugar de abordar las causas neurológicas subyacentes.

 

 

El trabajo previo sugiere que los acúfenos surgen del disparo simultáneo y espontáneo de redes de neuronas en una región del cerebro llamada "núcleo coclear dorsal". Profundizando en estos análisis, Kendra Marks y sus colegas buscaron un método para interrumpir la sincronía (o activación sincronizada de las neuronas) espontánea. Los investigadores demostraron que tratamientos de 20 minutos de estimulación auditiva y somatosensorial alternadas interrumpían la sincronía espontánea y aliviaban los síntomas conductuales en un modelo de acúfenos de cobaya.

 

Marks et al. pasaron a desarrollar una unidad que las personas con acúfenos podían llevarse a casa para autoadministrarse los estímulos 30 minutos al día a lo largo de cuatro semanas. Durante el estudio, dos individuos informaron de la completa eliminación de los zumbidos y once participantes notaron reducciones en el volumen o tono percibido, lo que los llevó a caracterizar sus acúfenos como menos "severos" o "penetrantes". Los autores señalan que la alternancia de los dos estímulos resultó crucial: ni en animales ni en humanos se redujeron los acúfenos cuando solo escucharon pulsos de sonido. (Fuente: AAAS)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress