Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 9 enero 2018
Medicina

Posible nueva terapia genética para la diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica en la que el sistema inmunitario ataca y destruye las células beta que producen la hormona llamada insulina en el páncreas, lo que resulta en niveles de glucosa altos en sangre. Aproximadamente el 9 por ciento de la población adulta del mundo padece esta dolencia. Sus consecuencias a largo plazo pueden ser problemas de salud graves, como cardiopatías, daños en los nervios, y enfermedades renales. Un objetivo fundamental del tratamiento de la diabetes es preservar y restaurar las células beta funcionales, y de ese modo reponer los niveles de insulina, que introduce la glucosa sanguínea en las células para cubrir sus necesidades energéticas. Sin embargo, en pacientes con diabetes tipo 1, la terapia de reemplazo de las células beta suele estar condenada a fallar porque las nuevas células caen víctimas de la misma autoinmunidad que destruyó a las células originales.

 

 

Una solución potencial para este problema es reprogramar células de otros tipos para convertirlas en sustitutas de las beta, al dotarlas de la misma capacidad de estas para producir insulina. La ventaja es que las sustitutas, como son distintas de las beta, no son atacadas por el sistema inmunitario. Con este enfoque, el equipo de George Gittes y Xiangwei Xiao, de la Escuela de Medicina en la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, ha estudiado recientemente una nueva técnica genética. Esta ha permitido actuar con eficacia a células productoras de insulina así como mantener niveles de glucosa en sangre normales durante un periodo de tiempo largo en ratones con diabetes.

 

Los investigadores usaron un vector vírico para suministrar al páncreas del ratón dos proteínas, Pdx1 y MafA, que reprogramaron muchas células alfa convirtiéndolas en células beta funcionales productoras de insulina. Las células alfa y beta coexisten en el páncreas, concretamente dentro de estructuras llamadas islotes. Las células alfa, al igual que las beta, son células endocrinas. Mediante la citada reprogramación, el equipo de Gittes y Xiao consiguió restaurar los niveles normales de glucosa en sangre en los ratones diabéticos durante un periodo de tiempo largo, de normalmente unos cuatro meses. Teniendo en cuenta las diferencias entre el ratón y el ser humano, esos cuatro meses podrían convertirse quizá en varios años en humanos, tal como aventura Gittes.

 

[Img #48210]

 

En estas dos imágenes captadas mediante microscopio se muestran islotes de páncreas humano, que fueron contaminados con una sustancia para eliminar las células productoras de insulina, y después tratadas con un virus vacío (recuadro izquierdo) o con el virus terapéutico (recuadro derecho), y después cultivadas en un ratón diabético. La coloración verde en la derecha refleja la presencia de abundantes células productoras de insulina en estos islotes. (Fotos: George Gittes y Xiangwei Xiao)

 

Varias características de este enfoque terapéutico experimental podrían facilitar su traslado a los humanos. Para empezar, los vectores víricos como los usados en este estudio están actualmente siendo probados en varios ensayos de terapia genética en humanos. Además, dichos vectores víricos pueden ser suministrados directamente al páncreas humano a través de un procedimiento endoscópico no quirúrgico que se realiza de forma rutinaria, si bien tal procedimiento puede provocar una inflamación pancreática. Por otro lado, no se necesita inmunosupresión, de manera que los pacientes evitarían efectos secundarios derivados de ella, como por ejemplo un mayor riesgo de infección.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress