Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 15 enero 2018
Salud

Quienes duermen menos de 8 horas diarias tienen más riesgo de sufrir depresión y ansiedad

Dormir menos de las recomendadas 8 horas por noche está asociado con pensamientos típicos del estado de depresión y/o del de ansiedad. Así se ha corroborado en una nueva investigación.

 

El equipo de Meredith Coles y Jacob Nota, de la Universidad de Binghamton en Nueva York, Estados Unidos, evaluó cuándo se produce el sueño y cuánto dura en personas con niveles de moderados a altos de esa clase de pensamientos.

 

 

Los participantes en la investigación fueron expuestos a diferentes imágenes con las cuales se pretendía desencadenar una respuesta emocional, y los científicos hicieron un seguimiento de su atención a través de sus movimientos oculares.

 

Los investigadores comprobaron que las alteraciones regulares del sueño están asociadas con dificultades a la hora de desviar la atención de la información negativa. Esto podría significar que un sueño inadecuado es un factor importante de entre los que provocan que los pensamientos intrusivos inadecuados permanezcan en la mente más de lo tolerable e interfieran en las vidas de las personas.

 

[Img #48330]

 

Panorámica, desde el espacio, del alumbrado artificial nocturno en una zona muy poblada. (Foto: NASA)

 

Dicho de otro modo, las personas analizadas tendían a mantener en su mente pensamientos negativos, y esa presencia excesiva de los mismos les dificulta separarse de los estímulos negativos a los que se ven expuestos. Mientras que otras personas, tras recibir información sensorial sobre cosas perturbadoras, pueden dejar de lado al cabo de un tiempo los pensamientos negativos que les genera y gracias a ello poder seguir afrontando su vida con normalidad, los sujetos de estudio más afectados tenían problemas para dejar de lado esos pensamientos negativos y "pasar página".

 

Se cree que estos pensamientos negativos hacen que las personas afectadas se vuelvan más vulnerables ante diferentes tipos de alteraciones psicológicas, como la ansiedad o la depresión, tal como destaca Coles.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress