Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 15 noviembre 2011
Psicología

La dislexia es independiente del Coeficiente Intelectual

Mucha gente en el mundo padece de dislexia. Sólo en Estados Unidos, el porcentaje en la población infantil asciende a entre un 5 y un 10 por ciento. Históricamente, se ha asociado esta enfermedad con niños que son brillantes, incluso elocuentes en su capacidad de expresarse oralmente, pero que tienen problemas con la lectura; en resumen, que su baja capacidad de lectura no se corresponde con su elevado Coeficiente Intelectual (CI). Sin embargo, con niños no tan brillantes, los problemas de lectura han sido atribuidos a limitaciones intelectuales en general.

Ahora, un nuevo estudio desafía este modo de ver la dislexia.

El equipo de John D. E. Gabrieli y Susan Whitfield-Gabrieli (MIT), Fumiko Hoeft, Hiroko Tanaka, Jessica M. Black, Leanne M. Stanley, Shelli R. Kesler, y Allan L. Reiss de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, y Charles Hulme de la Universidad de York en el Reino Unido, ha comprobado que los niños con problemas de lectura tienen, independientemente de que su CI sea alto o bajo, la misma dificultad cerebral para procesar los sonidos del lenguaje. Es decir, que todo apunta a que la dificultad para leer es independiente de otras habilidades cognitivas a las que erróneamente se consideraba relacionadas.

Los resultados del estudio podrían cambiar el modo en que los educadores ayudan a los alumnos que tienen problemas para leer.

En el estudio participaron 131 niños, de entre 7 y 17 años de edad. A partir de los resultados de una prueba de lectura y una medición del CI, cada niño fue asignado a uno de tres grupos: Aquellos con capacidad normal de lectura y CI normal; aquellos con capacidad baja de lectura y CI normal; y aquellos con capacidad baja de lectura y CI bajo.

[Img #5241]
A todos se les mostraban pares de palabras y se les preguntaba si éstas rimaban. Las letras escritas que formaban las palabras no indicaban similitudes de sonido (la prueba fue en idioma inglés). Usando resonancia magnética funcional por imágenes (fMRI), los investigadores observaron la actividad de seis regiones del cerebro importantes para conectar letras escritas y sonidos.

Los niños de los grupos con capacidad baja de lectura mostraron una actividad cerebral significativamente más baja en las áreas observadas que los del grupo con capacidad normal de lectura. Sin embargo, no se apreciaron diferencias cerebrales entre los de capacidad baja de lectura, independientemente de su CI.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress