Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 17 noviembre 2011
Neurología

Percepción táctil sin tacto

Dos monos entrenados en el Centro de Neuroingeniería de la Universidad Duke han aprendido a mover manos virtuales e identificar la textura de objetos virtuales usando sólo su actividad cerebral, lo cual constituye la primera demostración de una interacción bidireccional entre el cerebro de un primate y un cuerpo virtual.

"En un futuro cercano, los pacientes tetrapléjicos usarán esta tecnología no sólo para poder mover sus brazos y manos y poder volver a caminar, sino también para sentir la textura de los objetos que tengan en sus manos, o experimentar las diferencias sutiles del terreno por el cual caminen gracias al exoesqueleto robótico que lleven puesto", augura el investigador principal del proyecto, el Dr. Miguel Nicolelis, codirector del citado centro y profesor de neurobiología del Centro Médico de la Universidad Duke, en Estados Unidos.

Sin mover ninguna parte de su cuerpo real, los monos se valieron de la actividad eléctrica de su cerebro para dirigir las manos virtuales hasta la superficie de objetos virtuales y, al hacer contacto, poder diferenciar sus texturas.

Aunque los objetos virtuales empleados en este estudio eran visualmente idénticos, estaban diseñados para tener diferentes texturas artificiales que sólo podían ser detectadas si los animales las exploraban con las manos virtuales controladas directamente por la actividad eléctrica de su cerebro.

[Img #5295]
La textura de los objetos virtuales era expresada como un patrón de diminutas señales eléctricas transmitidas al cerebro de los monos. A cada una de las tres texturas de objetos diferentes se le hizo corresponder un patrón eléctrico distinto.

Debido a que ninguna parte del cuerpo real del animal estuvo implicada en las acciones de esta interfaz cerebro-máquina, estos experimentos sugieren que, en el futuro, los pacientes con parálisis severa causada por una lesión de la médula espinal podrían usar esta tecnología, no sólo para recuperar su movilidad, sino también el sentido del tacto.

[swf object]


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress