Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Redacción
Viernes, 16 marzo 2018
Psicología

A la mayoría de los pacientes no les incomoda las preguntas sobre orientación sexual o identidad de género

Un nuevo estudio de Mayo Clinic (EE.UU.) plantea que hasta el 97 por ciento de los pacientes no se incomodan cuando los proveedores de atención médica les preguntan acerca de su orientación sexual e identidad de género. Antes del estudio, no se sabía si los pacientes se ofenderían con las preguntas que, según los investigadores, son importantes para reducir las disparidades de salud entre los pacientes de la comunidad LGBTI (lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales). Los resultados se publicaron hoy en Health Services Research (Investigación sobre Servicios de Salud).

 

"Estos resultados deben aliviar a los proveedores de atención médica que desean prestar cuidados de la más alta calidad a sus pacientes, pero que quizás no les preguntan acerca de su orientación sexual ni identidad de género por temor a afligirles u ofenderles", comenta la Dra. Joan Griffin, investigadora sobre servicios de la salud en Mayo Clinic y una de las autoras del estudio. La Dra. Griffin es la Directora Científica Robert D. y Patricia E. Kern para la Experiencia de la Atención Médica en Mayo Clinic.

 

 

A pesar de que varios informes gubernamentales ya habían recomendado hacer estas preguntas, era poca la evidencia respecto a la aceptación de las mismas por parte de los pacientes, dicen los investigadores.

 

Las minorías sexuales y de género afrontan más riesgo de varias amenazas contra la salud, incluido altas tasas de consumo de alcohol y tabaco, así como sufrimiento psicológico. Además, estas personas son menos propensas a buscar atención médica, según dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Sin embargo, para reducir las inequidades de salud de estos pacientes, los proveedores de atención médica necesitan primero identificar a estas personas.

 

Los estudios anteriores mostraron que muchos proveedores de atención médica suponen que las preguntas sobre orientación sexual e identidad de género podrían ser ofensivas para los pacientes.

 

"En estudios anteriores, eran los proveedores de atención médica quienes más inquietos estaban por hacer las preguntas, pero nadie les preguntó a los pacientes qué pensaban al respecto. Por ello, aunque no sabíamos qué esperar de los pacientes, no fue sorpresa que ellos se mostraran menos inquietos por las preguntas de lo que pensaban los proveedores de atención médica de otros estudios", señala la Dra. Griffin.

 

Este tipo de preguntas se harán a los pacientes de Mayo Clinic, a medida que la institución cambia a un sistema único e integrado de expediente médico electrónico y facturación. El sistema ya se implementó en todo el Sistema de Salud de Mayo Clinic en el año 2017 y su inauguración en la sede de Mayo Clinic en Rochester está programada para este mes de mayo y para el mes de octubre en las sedes de Mayo Clinic en Arizona y Florida.

 

"En Mayo Clinic, las necesidades del paciente son la prioridad. Por lo tanto, estas preguntas permitirán a Mayo Clinic identificar las necesidades únicas y no atendidas de los pacientes de la comunidad LGBTI, además de destacar como máxima prioridad la prestación de cuidados equitativos a todas las personas", dice la Dra. Griffin.

 

Los investigadores condujeron el estudio en los tres sitios de funcionamiento de Mayo Clinic en Minnesota, entre el 29 de junio de 2015 y el 29 de febrero de 2016. Los sitios fueron seleccionados por su diversa población de pacientes: uno de ellos es una clínica para la salud femenina que presta servicios a pacientes locales, regionales y nacionales; otro presta servicio a pacientes regionales y nacionales de 65 años en adelante; y el tercer sitio es una comunidad rural con menos de 10 000 personas. En esos sitios, 491 pacientes nuevos recibieron bien sea formularios de admisión habituales o formularios de admisión con preguntas acerca de su orientación sexual e identidad de género. Ambos grupos también recibieron formularios para comentar acerca de las preguntas de los formularios de admisión. Luego, se compararon las respuestas de ambos grupos.

 

Las nuevas preguntas de Mayo Clinic acerca de la orientación sexual y la identidad de género fueron:

 

    -¿Qué sexo se le atribuyó al nacer en su certificado de nacimiento original? (Hombre, mujer o prefiere no responder).
    -¿Cuál es su identidad de género actual? (Hombre, mujer, mujer a hombre u hombre transgénero u hombre trans, hombre a mujer o mujer transgénero o mujer trans, género no binario que no es exclusivamente ni masculino ni femenino, otra categoría de género [describa], o prefiere no responder).
    -¿Cómo piensa usted de sí mismo/a? (lesbiana, gay, homosexual, heterosexual, bisexual, algo más [describa], no lo sé, o prefiere no responder).
    -¿Cuál es el pronombre que usted prefiere para su género? (él, ella, algo más [describa], o prefiere no responder).

 

Los investigadores dicen que aunque el estudio analizó varias poblaciones de pacientes, es necesario investigar más para captar otras inquietudes.

 

"Estos resultados pueden generalizarse en áreas relativamente similares del país, especialmente en la región central de Estados Unidos, pero con otras regiones o grupos culturales del país tal vez hayan diferencias que la muestra no capturó", añade la Dra. Griffin.

 

Los investigadores sugieren que, a medida que las instituciones adopten las preguntas sobre orientación sexual e identidad de género, brindar una explicación simple de la razón para recolectar esta información quizás aumente la participación de los pacientes. Dicen también que posiblemente sea provechoso recordar a los pacientes acerca de las políticas no discriminatorias y de confidencialidad de la institución de atención médica.

 

La autora principal del estudio es la Dra. Jordan Rullo, psicóloga de Mayo Clinic.

 

El estudio recibió el apoyo de la División de Medicina Interna General de Mayo Clinic, de la Oficina para Investigación sobre Disparidades en la Salud de Mayo Clinic , del Departamento de Psiquiatría y Psicología de Mayo Clinic y del Centro Robert D. y Patricia E. Kern para la Ciencia de Brindar Atención Médica de Mayo Clinic. (Fuente: Mayo Clinic)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress