Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 30 noviembre 2011
Botánica

Plantan con éxito bosques de arbustos en una zona de desierto

Las preocupaciones sobre el calentamiento global y su impacto en nuestro entorno han impulsado una intensa labor de investigación científica mundial encaminada a reducir los niveles del carbono atmosférico que los humanos liberamos al aire.

Ahora, unos investigadores de la Universidad de Tel Aviv están haciendo una llamativa y prometedora aportación a esa causa, plantando con éxito bosques de arbustos en el lugar menos pensado: el interior del Desierto de Aravá en Israel.

Valiéndose sólo de elementos de ese entorno, como por ejemplo especies de plantas locales, aguas residuales recicladas que no son aptas para la agricultura, y tierras áridas que no sirven para sustentar cultivos agrícolas, un grupo de investigadores que incluye a Amram Eshel y Aviah Zilberstein del Departamento de Biología Molecular y Ecología Vegetal, y del nuevo Centro de Energías Renovables, ambos de la citada universidad, ha descubierto una combinación ganadora.

En muchas partes del mundo, incluyendo a zonas de la India, Asia central y el desierto del Sahara, estas plantaciones ensayadas por el equipo de Eshel y Zilberstein no sólo serían viables en terrenos difíciles, sino valiosas en términos de reducción del carbono atmosférico. Estas plantaciones, en tierras consideradas previamente como áridas, pueden absorber dióxido de carbono de la atmósfera y liberar oxígeno.

[Img #5502]
Aunque preservar los bosques naturales actuales es algo imprescindible, Eshel argumenta que no es suficiente para compensar las emisiones humanas de carbono. Tratando de crear bosques que reduzcan el dióxido de carbono en la atmósfera, muchos países han convertido tierras agrícolas fértiles en ellos. Sin embargo, los investigadores de la citada universidad consideran que fomentar el crecimiento de vegetales en terrenos tradicionalmente considerados como áridos, como los del desierto, es un paso en una dirección mejor.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress