Jueves, 3 febrero 2011

Los nichos ecológicos no son tan rígidos como se creía

Enviar por email

[Img #1165]Cuando diferentes especies de aves marinas comparten un hábitat con escasez de fuentes de comida, deben diferir en sus hábitos de alimentación para así poder sobrevivir en el lugar. Esta especialización es conocida por los biólogos como un "nicho ecológico". Un equipo de  especialistas del Instituto Max Planck para la Ornitología en Radolfzell, Alemania, ha investigado hasta qué punto son flexibles estos nichos ecológicos. Y han descubierto que los hábitos de depredación de las aves marinas buceadoras son muy diferentes, en cuanto a lugar y momento, dentro de una misma especie, así como entre especies diferentes.

Los nichos ecológicos no son inflexibles; se ven afectados no sólo por las diversas características de cada hábitat, sino también por la necesidad que tienen los animales de eludir a sus depredadores y de evitar tener competidores entre sus vecinos, y también dan lugar a diferentes formas de comportamiento dentro de una misma especie.

Las aves marinas son especies excelentes para estudiar cómo los animales comparten un suministro limitado de alimentos en su hábitat. Las aves marinas deben vivir en tierra durante la época de reproducción y crianza, y en este periodo tienen que compartir espacio y alimento con muchos otros animales. Los pájaros se crían en colonias de anidación, a menudo en espacios que les proporcionan protección frente a los depredadores. Sin embargo, el suministro de comida está ubicado mayormente en las aguas costeras. Las aves deben abandonar la colonia para encontrar comida y luego regresar a las islas para alimentar a sus polluelos.

En una de las Islas Malvinas, el equipo de Juan Masello, del Instituto Max Planck para la Ornitología, observó detalladamente los hábitos de caza de cuatro aves marinas buceadoras.

Los resultados muestran que las aves marinas de diferentes especies, así como colonias de la misma especie, difieren en su distribución temporal y espacial, y buscan comida en distintas zonas del mar, a menudo muy distantes, y a diferentes profundidades y temperaturas.

Los nichos ecológicos de las especies estudiadas son mucho menos rígidos de lo que se pensaba anteriormente. Incluso las pequeñas diferencias en el hábitat, el comportamiento, o la necesidad de evitar competidores y depredadores, contribuyen a forjar esta especialización.

Más información en:

Scitech News


Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS