Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 7 diciembre 2011
Geología

La influencia del grado de redondez de la Tierra y su relieve en los efectos sísmicos del impacto de un gran meteorito

Buscando un conocimiento más preciso y fiable del nivel de destrucción y mortandad que resultaría del impacto de un meteorito de gran tamaño contra nuestro planeta, un grupo de investigadores ha desarrollado un nuevo modelo que puede simular con más precisión las consecuencias sísmicas de tal impacto.

Conor Myhrvold y Jeroen Tromp, de la Universidad de Princeton en Estados Unidos, y Matthias Meschede de la Universidad de Múnich en Alemania, han creado el primer modelo que tiene en cuenta el hecho de que la Tierra no es una esfera geométricamente perfecta, y que además posee relieve. La forma de la Tierra y los rasgos de su superficie pueden influir más de lo que se creía en la propagación de la actividad sísmica que seguiría al impacto de un meteorito gigante.

Las proyecciones que se han venido usando surgen de modelos de una Tierra perfectamente esférica y lisa. Sin embargo, tal como se ha comprobado en el nuevo estudio, las características de la superficie y la profundidad de cada zona oceánica de un planeta o una luna tienen una enorme influencia en los efectos generados por el impacto de un gran meteorito, sobre todo en la propagación de las ondas sísmicas.

Los investigadores simularon el choque del meteorito que provocó la formación del cráter Chicxulub en México, un impacto dos millones de veces más potente que la explosión de una bomba de hidrógeno, y que muchos científicos creen que provocó la extinción masiva de hace 65 millones de años, en la que perecieron los dinosaurios.

[Img #5629]
Las simulaciones con el nuevo modelo indican que las ondas sísmicas provocadas por un impacto así estarían poco concentradas y se dispersarían mucho, dando como resultado un desplazamiento del terreno, tsunamis, y actividad sísmica y volcánica menos severos de lo que se había teorizado anteriormente.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress