Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 3 febrero 2011

Estructura cerebral que regula nuestra capacidad de tener vida social

Un equipo de científicos ha descubierto que la amígdala, una estructura con forma de almendra y del tamaño de un cacahuete, ubicada a gran profundidad en el lóbulo temporal del cerebro, es importante para una vida social rica y variada en los seres humanos. Este hallazgo es similar a descubrimientos previos en otras especies de primates.

Se sabe que los primates que viven en grupos sociales amplios tienen una amígdala más grande que quienes viven en grupos sociales pequeños.

El equipo de Lisa Feldman Barrett, del Hospital General de Massachusetts, y Bradford C. Dickerson, de la Escuela de Medicina en la Universidad de Harvard, se ha centrado en una sola especie de primate, el Ser Humano, y ha constatado que el volumen de la amígdala se correlaciona de manera positiva con el tamaño y la complejidad de las redes sociales en los adultos.

Los investigadores también realizaron un análisis de todas las estructuras subcorticales en el cerebro y no encontraron evidencias convincentes de que hubiera alguna relación análoga entre cualquier otra estructura subcortical y la vida social humana.

Además, el volumen de la amígdala no estaba relacionado con otras variables sociales en la vida de los sujetos de estudio como por ejemplo la satisfacción social.

Este vínculo entre el tamaño de la amígdala y el tamaño y la complejidad de la red social se observó tanto en los individuos jóvenes como en los mayores, así como en hombres y mujeres por igual.

Los resultados del estudio encajan con la "hipótesis del cerebro social", según la cual la amígdala de los seres humanos podría haber evolucionado, entre otros motivos, para hacer frente a una vida social cada vez más compleja.

Más información en:

Scitech News


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress