Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 7 febrero 2011

Agujero negro masivo en una galaxia enana

[Img #1179]El sorprendente descubrimiento de un agujero negro supermasivo en una pequeña galaxia cercana ha dado a los astrónomos una idea general sobre el modo en que los agujeros negros y las galaxias pudieron crecer en la infancia del universo. Encontrar un agujero negro un millón de veces más masivo que el Sol en una galaxia enana en la cual se están formando estrellas a gran ritmo es un fuerte indicio de que los agujeros negros supermasivos se formaron antes de que lo hicieran las galaxias.

La galaxia, llamada Henize 2-10, y situada a 30 millones de años-luz de la Tierra, se ha estudiado durante años. De forma irregular y de unos 3.000 años-luz de extremo a extremo (lo cual es poco en comparación con los 100.000 años-luz de nuestra galaxia, la Vía Láctea), se asemeja a las galaxias que los científicos creen que fueron algunas de las primeras que se formaron en el universo temprano.

Esta galaxia aporta importantes pistas sobre una fase muy antigua de la evolución de las galaxias que no se ha observado antes, tal como indica la astrónoma Amy Reines de la Universidad de Virginia, coautora del estudio.

Los agujeros negros supermasivos se encuentran en los núcleos de todas las galaxias de tamaño "completo". En nuestro vecindario cósmico existe una relación directa (una proporción constante) entre las masas de los agujeros negros y las de los "bulbos" centrales de las galaxias, lo que puede llevar a la conclusión de que los agujeros negros afectaron al crecimiento de los bulbos y viceversa.

Sin embargo, hace dos años, un equipo internacional de astrónomos descubrió que los agujeros negros en las galaxias jóvenes del universo temprano fueron más masivos de lo que cabría esperar por la citada proporción. Esto parece ser un claro indicio de que los agujeros negros se desarrollaron antes que las galaxias en las que están alojados.

Ahora, el hallazgo de que la citada galaxia carece de bulbo galáctico y no obstante posee un agujero negro supermasivo, refuerza notablemente la teoría de que los agujeros negros se desarrollaron primero, antes de que se formaran los bulbos de sus respectivas galaxias.

Más información en:

NRAO


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress