Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 16 enero 2012
Ecología

Algas para absorber estroncio-90

En 1963, la Dra. Louise Reiss realizó un estudio con miles de dientes de leche obtenidos de niños nacidos en las décadas de 1950 y 1960, que mostró al mundo que la lluvia radiactiva resultante de las pruebas de armas nucleares se estaba acumulando en los humanos.

Ella buscó en los dientes el estroncio-90, un isótopo radiactivo tan similar al calcio que nuestros huesos lo pueden usar en lugar de este último como elemento constituyente.

Medio siglo después de su descubrimiento, todavía no hay un buen modo de limpiar la contaminación por estroncio-90. Afortunadamente, eso podría cambiar dentro de pocos años gracias al hallazgo de cómo una singular alga absorbe estroncio.

Un grupo científicos del Laboratorio Nacional de Argonne y la Universidad del Noroeste, ambas instituciones en Estados Unidos, ha descubierto los secretos de esas algas que prefieren absorber el estroncio más que el calcio, una tarea tan compleja que incluso no es fácil realizarla en el laboratorio. Las algas podrían formar la base de nuevas tecnologías para limpiar aguas o suelos contaminados por estroncio-90.

El estroncio-90 es uno de los isótopos tóxicos producidos por armamento atómico y reactores nucleares. Si se le ingiere a través de agua o alimentos contaminados, el esqueleto humano lo absorbe en vez del calcio, y puede permanecer alojado en los huesos durante décadas, listo para provocar cáncer óseo o leucemia algún día.

El problema para eliminar el estroncio-90 del medio ambiente es que es tan similar al calcio y al bario que incluso en un laboratorio, con equipamiento sofisticado, a los científicos les resulta difícil. La capacidad de distinguir entre ellos es rara incluso en la naturaleza. Esta alga verde es uno de los pocos organismos que tienen esa capacidad.

[Img #6241]
Los biólogos ya descubrieron tiempo atrás que el alga verde Closterium moniliferum forma cristales usando isótopos de estroncio, pero nadie sabía cómo.

El equipo de las investigadoras Minna Krejci y Lydia Finney ha averiguado ahora que altas concentraciones de azufre en las vacuolas (los compartimentos de almacenamiento de las células) significan más estroncio atrapado en esos cristales.

Si el mecanismo puede ser potenciado debidamente, y si se pueden hacer otras modificaciones a esas algas para adaptarlas lo mejor posible a un ambiente radiactivo, se podría colocar algas de este tipo en zonas contaminadas para que absorbieran el estroncio. Incluso los mejores métodos conocidos para retirar el estroncio-90 absorben demasiado calcio junto con el estroncio como para ser eficientes. El nuevo método para extraer el estroncio mediante algas también podría algún día ser útil en el reciclaje de combustible nuclear.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress