Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 25 enero 2012
Medicina

Método más eficaz y ético para comprobar si una sustancia puede causar alergia de contacto

La alergia de contacto afecta a alrededor del 20 por ciento de la población en las naciones occidentales. Los científicos están trabajando intensamente para desarrollar métodos alternativos de comprobación que no requieran pruebas con animales.

Un grupo de investigación en Suecia ha desarrollado ahora un método especial de comprobación que permite obtener resultados muy detallados utilizando cultivos de células de piel.

Se sabe que en la alergia de contacto las sustancias alergénicas reaccionan con la queratina-5 y la queratina-14 en la piel. Cuando se exponen a sustancias alergénicas, las células de la piel reaccionan de un modo cuyo resultado puede ser utilizado para verificar si una sustancia es alergénica o no.

Metales como el níquel, y ciertas sustancias presentes en perfumes y conservantes son algunas de las sustancias alergénicas más comunes. A menudo son componentes de productos que están en contacto con la piel, tales como joyas, lociones para la piel y maquillajes.

Hoy por hoy, la alergia de contacto no se puede curar, y la persona afectada debe evitar la sustancia alergénica con el fin de prevenir que la alergia desemboque en un eczema problemático.

Eludir la sustancia alergénica puede resultar muy difícil si la sustancia está presente en muchos productos diferentes. Por esta razón, es importante probar en el laboratorio los productos cosméticos antes de su comercialización masiva, con el fin de evitar el desarrollo de la alergia de contacto en una parte de la población.

[Img #6410]
La Unión Europea ha prohibido las pruebas de cosméticos y sus ingredientes en animales. El nuevo método, desarrollado por el equipo de Sofia Andersson del departamento de química de la Universidad de Gotemburgo, permite probar esas sustancias sin tener que recurrir a someter animales a experimentos.

Además, el nuevo test es capaz de determinar el grado en que una sustancia causa alergia, permitiendo clasificarla como un alergénico fuerte, moderado o débil.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress