Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 10 febrero 2012
Ciencia de los Materiales

Vibraciones atrapadas, pero sin ser absorbidas ni reflejadas

El progreso de los metamateriales en la nanotecnología ha hecho que la capa de invisibilidad, un concepto que pertenecía exclusivamente al género fantástico y a la ciencia-ficción, se convierta en realidad: Se puede hacer que las ondas de luz bordeen el objeto que se quiere ocultar, de tal manera que este objeto parece no existir.

Este concepto no sólo es aplicable a las ondas electromagnéticas; también puede ser trasladado a otros tipos de ondas, como las del sonido.

Ahora se ha logrado demostrar por primera vez una capa de invisibilidad para ondas elásticas. Estas ondas aparecen, entre muchos otros sitios, en las cuerdas de una guitarra y en las membranas de los tambores.

En su experimento pionero, el equipo de Nicolas Stenger, del Instituto de Física Aplicada, y Martin Wegener y Martin Wilhelm, del Instituto Tecnológico de Karlsruhe, en Alemania ambas instituciones, ha usado un material con una microestructura especialmente diseñada, compuesto por dos polímeros, concretamente un plástico blando y otro duro, en una placa delgada.

Las vibraciones de esta placa están en el rango de las frecuencias acústicas, en este caso unos 100 Hz, y pueden ser observadas directamente desde arriba.

[Img #6701]
Los científicos han constatado que las ondas sonoras bordean un área circular en la placa delgada de tal manera que las vibraciones no pueden ni entrar ni salir de esta zona.

A diferencia de otros medios conocidos de protección contra el ruido, las ondas sonoras no son ni absorbidas ni reflejadas. Es como si allí no hubiera nada, en palabras de Wegener.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress