Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 9 marzo 2012
Botánica

Despertadores dentro de las plantas

Una investigación del Centro de Regulación Agrogenómica del CSIC, en España, descubre un nuevo mecanismo de regulación del reloj circadiano de las plantas. Conocer el patrón cíclico de 24 horas de los organismos vegetales es clave para poder controlar su crecimiento y desarrollo.

“Hemos identificado un nuevo mecanismo de regulación del reloj circadiano en plantas que cambia nuestra visión de los últimos 10 años” afirma a SINC Paloma Mas, coordinadora de esta investigación publicada en la revista Science.

Los resultados, obtenidos en el Centre de Recerca en Agrigenòmica (CRAG), consorcio del Centro Superior de Investigación Científicas (CSIC9, del Institut de Recerca i Tecnologies Agroalimentàries (IRTA) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), cambia radicalmente el marco teórico que explicaba cómo funcionaba el reloj interno de las plantas.

El cambio de paradigma demuestra que una proteína esencial del reloj de las plantas, conocida con el nombre de TOC1, regula el ritmo vital de estos organismos.

El reloj circadiano de la planta modelo Arabidopsis thaliana tiene dos osciladores acoplados funcionalmente que reconocen la mañana y la tarde. “TOC1 funcionaría como un represor global de la expresión de genes esenciales del reloj que actúan tanto durante el día como por la noche”, explica Mas.

[Img #7131]
Numerosos procesos biológicos en la naturaleza presentan un patrón cíclico de actividad con un período de 24 horas. La coordinación temporal del ritmo de estos fenómenos está regulada por un mecanismo endógeno denominado reloj circadiano.

Muchos procesos de las plantas como la germinación, el crecimiento, el tiempo de floración, el movimiento de las hojas y hasta la respuesta al estrés están controlados por el reloj circadiano. Su correcto funcionamiento es clave para el adecuado crecimiento y desarrollo de la planta.

“Estamos ahora en una nueva situación que nos ayudará a entender la implicación del reloj en la regulación de procesos esenciales en el ciclo vital de la planta”, concluye Mas.

La  Arabidopsis thaliana es a la genética de plantas lo que la famosa Drosophila, o mosca de la fruta, es a la de animales.

Este género es la estrella del laboratorio ya que tiene características únicas que ofrecen grandes ventajas a la hora de considerarla como modelo de investigación. Sin ir más lejos fue la primera planta cuyo genoma se secuenció entero. (Fuente: SINC/CSIC)


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress