Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 23 marzo 2012
Paleoclimatología

El descenso de dióxido de carbono que convirtió la Antártida de clima templado en lo que es hoy

Enviar por email

Un descenso de las concentraciones de dióxido de carbono parece que fue la principal fuerza impulsora que condujo a la formación de la Capa de Hielo Antártica, según un reciente estudio sobre vestigios de sustancias químicas presentes en los restos de antiguas algas encontradas en muestras de sedimentos del fondo del mar.

El papel fundamental de este gas de efecto invernadero en uno de los eventos climáticos de mayor magnitud en la historia de la Tierra confirma la importancia del dióxido de carbono en los cambios climáticos del pasado y reafirma que es una fuerza significativa en el clima presente y futuro.

El equipo del geoquímico Mark Pagani, de la Universidad de Yale, y Matthew Huber, profesor de Ciencias de la Tierra y Atmosféricas en la Universidad Purdue, ambas instituciones en Estados Unidos, ha conseguido determinar cuál es el umbral de los niveles de dióxido de carbono por debajo del cual puede formarse una capa de hielo en el Polo Sur. Sin embargo, saber cuánto de este gas de efecto invernadero se necesita para que se fundan nuevamente estos hielos, pregunta trascendental para saber nuestro futuro, aún sigue siendo un misterio.

Antes y durante la rápida formación de una capa de hielo con aproximadamente una milla o kilómetro y medio de espesor sobre una amplia zona de la región antártica hace aproximadamente 34 millones de años, se produjo una disminución aproximada de un 40 por ciento en la concentración de dióxido de carbono.

[Img #7339]
Durante los 100 millones años anteriores a este enfriamiento, que ocurrió a finales del periodo Eoceno, la Tierra era cálida y húmeda. Mamíferos, e incluso reptiles y anfibios, habitaban los polos Norte y Sur, que en aquel entonces tenían climas como los subtropicales de nuestros días. Entonces, en el transcurso de unos 100.000 años, las temperaturas cayeron drásticamente, muchas especies animales se extinguieron, los hielos cubrieron la Antártida, y el nivel del mar disminuyó, a medida que comenzaba el periodo Oligoceno.


Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress