Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 28 marzo 2012
Tecnología Médica

Sensor implantable e inalámbrico para vigilar el progreso de un tejido tras una cirugía ortopédica

El campo de la medicina personalizada sigue registrando avances prometedores. Ahora, un equipo de investigadores ha creado una gama de sensores inteligentes que permitirá transmitir datos de forma inalámbrica desde el punto interno del cuerpo que ha sido sometido a una intervención quirúrgica ortopédica.

Este nuevo tipo de sensor implantable, desarrollado en el Instituto Politécnico Rensselaer, en Estados Unidos, puede transmitir los datos de forma inalámbrica desde el punto del cuerpo sometido a una cirugía ortopédica reciente. Siendo barato de fabricar y muy fiable, este nuevo sensor promete brindar una manera más exacta, más rentable y menos invasiva de vigilar la evolución de un punto interno del cuerpo después de una intervención quirúrgica.

Tras una operación de cirugía ortopédica, los cirujanos normalmente dependen de los rayos X o la MRI para supervisar el progreso de la recuperación de su paciente. Los nuevos sensores, creados por el investigador Eric Ledet del citado instituto, darían en cambio a los cirujanos una información detallada y en tiempo real de la zona operada. Esto datos en vivo conducirían a valoraciones más exactas sobre la recuperación de un paciente, o proporcionarían un mejor conocimiento de las complicaciones potenciales.

El sensor inalámbrico mide sólo 4 milímetros de diámetro y 500 micras de espesor. No necesita batería ni requiere introducir electrónica dentro del cuerpo. Un dispositivo externo captura los datos del sensor.

[Img #7406]
Además, el sensor es barato de producir, robusto y duradero.

Una vez implantado en el punto de la intervención quirúrgica ortopédica, el sensor puede supervisar y transmitir los datos sobre las fuerzas mecánicas que experimenta dicho sitio, así como su temperatura.

El sensor se puede adaptar a las necesidades de cada caso, y resulta fácil de configurar. Por todo ello, puede ser incorporado en muchos tipos diferentes de dispositivos ortopédicos implantables.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress