Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 29 marzo 2012
Física

El nácar, inesperado indicador de temperaturas y presiones pretéritas

El nácar es uno de los materiales más sorprendentes y útiles de la naturaleza. Producido por una multitud de especies de moluscos, es muy usado en la joyería y el arte. Se emplea en instrumentos musicales, muebles, estuches, botones y muchos más objetos. El nácar le otorga una lustrosa iridiscencia a los objetos cotidianos.

En los últimos años, sometiendo el material a las herramientas modernas de análisis científico, los expertos han profundizado en los entresijos de la arquitectura estructural del nácar, y han desarrollado modelos para ayudar a explicar su asombrosa durabilidad: es 3.000 veces más resistente a fracturas que el mineral del cual está hecho, la aragonita.

Ahora, el equipo de Pupa Gilbert, física en la Universidad de Wisconsin-Madison, y su colaborador Ian C. Olson, muestra que el nácar también puede ser aprovechado en beneficio de la ciencia como termómetro y sensor de presión, revelando la temperatura y la profundidad oceánicas bajo las cuales se formó el material.

Todos los demás indicadores de temperatura usados actualmente se basan en análisis químicos y en la concentración relativa de diferentes elementos o isótopos. El nácar podría ser el primer indicador puramente físico, en el cual la estructura microscópica del material indica la temperatura y presión máximas a las que vivió el molusco.

[Img #7431]
El nuevo estudio fue realizado usando nácar de moluscos modernos, pero el nácar está muy extendido en el registro fósil desde hace unos 450 millones de años. Si las técnicas usadas por el grupo de Wisconsin pueden ser aplicadas al nácar fósil, los científicos podrán comenzar a reconstruir con exactitud un registro mundial de temperaturas y presiones del pasado.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress