Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 16 abril 2012
Astromedicina

Anomalías oculares y cerebrales en astronautas que han pasado mucho tiempo en el espacio

El mareo espacial es el efecto más común a corto plazo sobre quienes viajan al espacio, aunque a menudo cesa espontáneamente, incluso sin haber regresado a la Tierra. En estancias más largas en el espacio, se desencadenan otros efectos. De entre estos últimos, los más conocidos y, en principio, los más importantes, son la desmineralización ósea y la atrofia muscular. La ingravidez es la causa de estos efectos.

Ahora, un nuevo estudio revela la existencia de efectos más sutiles pero no por ello menos importantes. Un análisis de datos obtenidos mediante escaneos de resonancia magnética (MRI) de los ojos y el cerebro de 27 astronautas que pasaron largos períodos de tiempo en el espacio ha revelado anomalías oculares similares a las que pueden surgir en casos de hipertensión intracraneal idiopática, una dolencia potencialmente grave en la que aumenta la presión dentro del cráneo.

Cada uno de los astronautas pasó en gravedad cero (o microgravedad, para ser más exactos), un promedio de 108 días, ya fuese en misiones del transbordador espacial o a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). A 8 de los 27 astronautas se les hizo un segundo examen MRI después de una segunda misión espacial que duró un promedio de 39 días.

El equipo del Dr. Larry A. Kramer, de la facultad de medicina en la Universidad de Texas en Houston, encontró varias combinaciones de anomalías después de una exposición acumulativa a la microgravedad, a largo plazo, pero también incluso a corto plazo. Esas anomalías son similares a las observadas en la hipertensión intracraneal idiopática. Estos cambios que se producen durante la exposición a la microgravedad podrían ayudar a los científicos a conocer mejor los mecanismos responsables de la hipertensión intracraneal entre quienes no viajan al espacio.

[Img #7689]
Entre los astronautas con más de 30 días de exposición acumulada a la microgravedad, se detectó una expansión del espacio del fluido espinal cerebral que rodea al nervio óptico, en nueve de los 27 astronautas (33 por ciento), aplanamiento de la parte posterior del globo ocular en seis (22 por ciento), abultamiento del nervio óptico en cuatro (15 por ciento) y cambios en la glándula pituitaria y su conexión con el cerebro en tres (11 por ciento). La glándula pituitaria segrega y almacena hormonas que regulan diversas funciones corporales importantes.

El mismo tipo de anomalías se observa en los casos de hipertensión intracraneal donde no es posible encontrar causa aparente alguna. La presión causa hinchazón de la unión entre el nervio óptico y el globo ocular que puede resultar en problemas visuales.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress