Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 18 febrero 2011
Biología

Mutación genética que aumenta la resistencia de las plantas a la sequía

Se ha descubierto una mutación genética que permite que una planta resista mejor la sequía, sin perder biomasa. Este hallazgo podría reducir la cantidad de agua necesaria para cultivar vegetales útiles para la humanidad y ayudar así a que éstos sobrevivan y prosperen en situaciones adversas.


[Img #1338]

Las plantas pueden controlar de modo natural la apertura y el cierre de los estomas, que son poros que absorben dióxido de carbono y liberan agua. Durante condiciones de sequía, una planta podría cerrar sus estomas para conservar el agua. Al hacer eso, sin embargo, la planta también reduce la cantidad de dióxido de carbono que puede adquirir, lo cual limita la fotosíntesis y el crecimiento.

Mike Mickelbart, Mike Hasegawa y Chal Yul Yoo, de la Universidad Purdue, en Estados Unidos, han descubierto que cierta mutación genética en la planta Arabidopsis thaliana, una especie muy usada como modelo vegetal para investigaciones científicas, reduce la cantidad de estomas. No obstante, en lugar de limitar la captación de dióxido de carbono, el gen crea un equilibrio beneficioso.

Esa menor cantidad de estomas permite atrapar la misma cantidad de dióxido de carbono y conservar mejor el agua a la vez. Esto demuestra que es posible reducir la transpiración sin comprometer el rendimiento.

Los análisis muestran que la planta, la cual posee una forma mutante del gen GTL1, no sufre una reducción en su absorción de dióxido de carbono, mientras que en cambio sí experimenta una disminución de un 20 por ciento en la transpiración. La planta mutante tiene la misma biomasa que la versión natural de la Arabidopsis.

El hallazgo resulta importante porque crea la posibilidad de mejorar la tolerancia de los cultivos frente a la sequía sin reducir la biomasa o el rendimiento.

Más información en:

Scitech News


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress