Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 21 febrero 2011
Biología

Un “código” de colores vegetal para que los polinizadores ayuden a convertir una especie en dos

El proceso de convertir una especie en dos requiere tiempo y alguna clase de separación física entre dos poblaciones, como estar en islas diferentes, o alguna otra circunstancia que frene el flujo de genes entre las dos protoespecies. En el caso de ciertas flores silvestres, comunes en Texas, que comparten prados y cunetas de carreteras, el proceso principal parece ser un "código de colores" que entienden los insectos polinizadores.

[Img #1341]La bióloga Robin Hopkins de la Universidad Duke ha descubierto la primera evidencia de un cambio genético específico que ayuda a dos especies silvestres con parentesco muy cercano a evitar la creación de híbridos entre ambas, ya que estos sufren graves problemas de esterilidad. El resultado es que una de las plantas mantiene el color azul original en sus flores, mientras que la otra ha desarrollado en sus flores un color rojizo para que les parezcan menos apetitosas a las mariposas polinizadoras que están especializadas en las flores de la otra planta y las reconocen por su color azul.

El hallazgo de Hopkins, hecho con la colaboración del biólogo Mark Rausher, es la primera evidencia genética clara de un mecanismo capaz de mantener en marcha el proceso de bifurcación de dos protoespecies similares, algo que ese mecanismo logra al dificultar los apareamientos híbridos.

En los animales, ese mecanismo para impedir la marcha atrás de un proceso de bifurcación evolutiva entre especies puede ser logrado por una pequeña diferencia en el olor, el plumaje o los rituales de apareamiento. Pero las plantas no bailan ni escogen activamente a sus parejas. Así que, a juzgar por lo descubierto en este estudio, recurren a estrategias como usar el color para atraer a los polinizadores especializados en el polen de su especie o protoespecie, y disuadir a los especializados en el de otras.

Más información en:

Scitech News


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress