Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 15 junio 2012
Paleontología

Identifican en Colombia los restos fósiles de una tortuga gigante

Un equipo de paleontólogos ha identificado los restos fósiles de una tortuga gigante de 60 millones de años de antigüedad que vivió en lo que hoy es Colombia.

A la tortuga en cuestión se le ha dado el nombre de Carbonemys cofrinii. El fósil fue descubierto en 2005 en una mina de carbón ubicada en la Formación Cerrejón del norte de Colombia, y después de varios años ha sido posible determinar de manera definitiva la extraordinaria naturaleza de este animal. El cráneo del ejemplar mide 24 centímetros. El caparazón, que fue recuperado en las cercanías, y que se cree que pertenece a la misma especie, mide 172 centímetros de largo.

Edwin Cadena, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Estados Unidos, descubrió el fósil. Él y su equipo ya habían encontrado ejemplares más pequeños de tortuga en el yacimiento paleontológico. Pero después de pasar cerca de cuatro días trabajando en desenterrar cuidadosamente el caparazón, Cadena se dio cuenta de que esta tortuga en particular era la más grande correspondiente a ese período de tiempo que había sido encontrada en esta área, y eso les dio a los investigadores la primera evidencia de gigantismo pasado en tortugas de agua dulce de la región.

Parientes más pequeños de la Carbonemys coexistieron con los dinosaurios. La versión gigante de tortuga de esta clase apareció cinco millones de años después de que los dinosaurios desaparecieron. La tortuga gigante entró en escena durante un período en el que vivieron en esta zona de Colombia variedades gigantes de muchos reptiles diferentes, incluyendo a la Titanoboa cerrejonensis, la serpiente más grande que ha existido.

[Img #8565]
El equipo de Cadena y Dan Ksepka considera que una combinación óptima de cambios en el ecosistema, incluyendo un menor número de depredadores, un hábitat más grande, abundante suministro de alimentos y cambios climáticos idóneos, fue la clave para permitir que estas especies gigantes apareciesen y prosperasen durante una época. El hábitat de la Carbonemys debía parecerse a los deltas de los actuales ríos Orinoco o Amazonas, aunque sin duda fue mucho más cálido.

Además del gran tamaño de la tortuga, el fósil muestra también que esta tortuga en particular tenía mandíbulas muy grandes y poderosas, que le habrían permitido al omnívoro comer cualquier cosa a su alcance, desde moluscos y tortugas más pequeñas, hasta incluso algunos cocodrilos.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress