Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 22 junio 2012
Geoingeniería

La geoingeniería para combatir al calentamiento global podría alterar la lluvia

Ante el temor de que será difícil hacer los recortes masivos de emisiones de dióxido de carbono necesarios para evitar que el calentamiento global alcance un umbral peligroso, algunos científicos han propuesto en los últimos años operaciones tecnológicas a escala global para reducir el impacto del cambio climático. A esta clase de operaciones se la conoce como geoingeniería o como ingeniería climática.

Una de las estrategias más veteranas de esta clase, propuesta por primera vez en la década de 1970, es la liberación, por medio de aviones u otros medios, de grandes cantidades de partículas de sulfato en la estratosfera para bloquear una parte de la luz solar. La idea sería refrescar el clima durante un año o más con cada campaña de liberación de partículas, de forma semejante a como lo hacen las mayores erupciones volcánicas.

Sin embargo, estas operaciones no están exentas de riesgos, y un sector de la comunidad científica las ve como más portadoras de problemas que de soluciones.

Los resultados de un nuevo estudio, realizado por expertos alemanes, noruegos, franceses y británicos, indican que recurrir a la geoingeniería para intentar mitigar el cambio climático podría conducir a una disminución significativa de la pluviosidad en Europa y América.

El equipo de Hauke Schmidt, del Instituto Max Planck de Meteorología en Alemania, estudió cómo diversos modelos de la Tierra, con mayor abundancia de dióxido de carbono atmosférico y temperaturas más elevadas, reaccionarían a una reducción artificial de la cantidad de luz solar recibida por la superficie del planeta.

[Img #8661]
Y su conclusión es que ello podría resultar en efectos indeseables para la Tierra y para la humanidad. En particular, la alteración severa de los patrones globales y regionales de pluviosidad es bastante probable en un mundo sometido a alguna de las estrategias más comunes de la geoingeniería.

Los autores del estudio dictaminan en su informe: "La ingeniería climática no puede ser vista como un substituto para una vía política de mitigar el cambio climático a través de la reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero".


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress