Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 25 febrero 2011
Paleontología

No fue el oportunismo lo que permitió prosperar a los dinosaurios

La datación cuidadosa de nuevos fósiles de dinosaurios y de las cenizas volcánicas a su alrededor, realizada recientemente por un equipo de investigadores, pone en duda la idea de que los dinosaurios prosperaron y se extendieron de un modo oportunista, al sustituir a otros animales que se extinguieron, como okupas aprovechando la ausencia del dueño de una vivienda para establecerse en ella. La citada datación indica que, al menos en un valle del sur de América, los dinosaurios y sus rivales existieron unos al lado de otros y afrontaron períodos similares de extinción.

Los geólogos argentinos y estadounidenses que han hecho la citada datación han descubierto un nuevo dinosaurio que deambuló por lo que ahora es América del Sur, hace 230 millones de años, en el comienzo de la era de los dinosaurios. El recién descubierto Eodramaeus fue un depredador que caminaba (o corría) sobre dos patas y pesaba entre 4 y 7 kilogramos.

Los nuevos fósiles han sido analizados y descritos por Ricardo Martínez (Universidad Nacional de San Juan, Argentina), Isabel Montañez (Universidad de California en Davis), Brian Currie (Universidad de Miami en Ohio), y Paul Renne (Universidad de California en Berkeley).

Los fósiles proceden de un valle en las estribaciones de los Andes, en el noroeste de Argentina. Más de 200 millones de años atrás, era un valle, rodeado de volcanes, en el límite occidental del supercontinente Pangea. Es uno de los pocos lugares del mundo donde se ha conservado un fragmento de margen continental tectónicamente activo.

Existen dos fronteras cronológicas importantes en la geología de la época: una frontera hace 228 millones años, y la transición del Triásico-Jurásico hace unos 210 millones de años. Durante mucho tiempo, los geólogos pensaron que los dinosaurios aparecieron en gran número y variedad en ambos momentos de la historia por sustituir de manera oportunista a especies de reptiles.

Pero los nuevos fósiles de América del Sur cuidadosamente datados no muestran tal proliferación en la frontera de los 228 millones de años atrás. Lo que indican es que los dinosaurios eran tan diversos y abundantes antes de la transición como posteriormente en el Jurásico, aunque varias especies de dinosaurios y otros animales se extinguieron en esa frontera entre épocas.

Más información en:

UC Davis


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress