Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 27 julio 2012
Ingeniería

Nanogenerador piroeléctrico basado en el efecto observado por Teofrasto hace 2.300 años

Un fenómeno observado por vez primera por un antiguo filósofo griego hace 2.300 años constituye el fundamento para el diseño de un nuevo dispositivo que genera electricidad a partir del calor residual de máquinas.

En países como Estados Unidos, más del 50 por ciento de la energía generada cada año se desperdicia en su mayor parte como calor residual disipado en el ambiente por infinidad de aparatos, como por ejemplo ordenadores, automóviles y redes de suministro eléctrico.

El calor puede convertirse en electricidad mediante el efecto piroeléctrico, descrito por vez primera por el filósofo griego Teofrasto en el año 314 aC, cuando él notó que una piedra preciosa denominada turmalina producía electricidad estática y atraía pedazos de paja cuando se calentaba. Al calentarse y enfriarse, la estructura molecular de ciertos materiales, incluyendo la turmalina, se reconfigura y se produce un desequilibrio de electrones que genera una corriente eléctrica.

Zhong Lin Wang y sus colegas en el Instituto Tecnológico de Georgia (Georgia Tech) en Atlanta, Estados Unidos, se propusieron aplicar el añejo conocimiento de ese efecto físico para fabricar un nanogenerador capaz de aprovechar los cambios de calor en el mundo moderno.

[Img #9140]
Para lograr esto, los investigadores fabricaron nanocables de óxido de cinc y con ellos han preparado un nanogenerador piroeléctrico, que es el primero de su tipo, y que produce electricidad cuando se calienta o enfría.

Los investigadores creen incluso que los nanogeneradores de esta clase podrían producir electricidad aprovechable cuando las temperaturas fluctúan entre el día y la noche. Esto permitiría aprovechar esas u otras fluctuaciones para aplicaciones tales como sensores inalámbricos, diagnósticos médicos y diversos campos de la microelectrónica personal.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress