Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 14 agosto 2012
Meteorología

Menos tormentas pero más violentas, posible efecto del cambio climático global

En la comunidad científica se dedican muchos esfuerzos a averiguar cómo el cambio climático alterará algunos elementos específicos del tiempo, tales como las nubes, las precipitaciones y los relámpagos.

En un nuevo estudio, se predice ahora que por cada grado centígrado de calentamiento, habrá aproximadamente un 10 por ciento de incremento en la actividad de los relámpagos. Esto podría tener consecuencias negativas obvias, como un mayor riesgo de incendios forestales, o de daños en las líneas de suministro eléctrico y en otras infraestructuras.

Este hallazgo es uno de los que ha hecho el equipo de Colin Price, jefe del Departamento de Ciencias Geofísicas, Atmosféricas y Planetarias en la Universidad de Tel Aviv, en Israel, como parte de un proyecto en marcha que tiene por finalidad determinar las consecuencias del cambio climático en los patrones de la generación de relámpagos y de tormentas eléctricas en general.

En las áreas que se tornen más cálidas y secas a medida que avanza el calentamiento global, incluyendo las zonas del Mediterráneo y el sur de Estados Unidos, se observará un incremento de la actividad de los relámpagos.

[Img #9369]
Este aumento de la descarga de electricidad como consecuencia de tormentas más violentas puede tener repercusiones muy severas para el medio ambiente. En regiones donde muchos incendios forestales se acostumbran a iniciar por la caída de un rayo, como por ejemplo las Montañas Rocosas en Estados Unidos, es obvio que un aumento en la actividad de los relámpagos puede conducir a un incremento en el número de incendios.

En el nuevo estudio también se predice que en otras regiones habrá menos tormentas pero más fuertes, un cambio que puede hacer más probables las inundaciones, además de dificultar el aprovechamiento del agua de lluvia. En Italia y en España, las tormentas, más severas ahora, están causando ya una mayor escorrentía hacia los ríos y hacia el mar, además de reducir el aporte de agua que llega al manto freático y a los lagos. Lo mismo sucede en Oriente Medio, donde los cortos períodos de intensa lluvia que ahora son más frecuentes están amenazando a los ya escasos recursos hídricos de la región.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress