Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 17 agosto 2012
Biología

El aumento de CO2 en la atmósfera puede acelerar la pérdida de carbono en suelos forestales

En un experimento llevado a cabo en un bosque de Carolina del Norte, Estados Unidos, se ha comprobado que una mayor concentración atmosférica de dióxido de carbono acaba acelerando las pérdidas de carbono en dicho bosque. La situación puede ser la misma en otros bosques parecidos.

La nueva evidencia, obtenida por el equipo del biólogo Richard P. Phillips de la Universidad de Indiana en Bloomington, apoya la hipótesis cada vez más aceptada de que aunque los bosques absorban una cantidad sustancial de dióxido de carbono de la atmósfera, la mayor parte del carbono se almacena en la biomasa viva que compone la madera, en vez de almacenarse como materia orgánica muerta en los suelos.

Algunos estudios previos sugerían que, a medida que los árboles absorban más dióxido de carbono de la atmósfera, una cantidad mayor de carbono iría a las raíces y a los hongos, en conexión con procesos que permiten adquirir nutrientes, pero los resultados del nuevo estudio muestran que una fracción muy pequeña de este carbono se acumula en la tierra, ya que los procesos de descomposición de las raíces y de los detritos fúngicos también aumentan.

Desde la perspectiva de la gestión de los bosques, es preferible que el carbono se retenga en la tierra, y no en la madera de los árboles, ya que permite que los suelos sean más estables a lo largo del tiempo. Hay que tener claro que el carbono que yace atrapado en la tierra durante centenares e incluso miles de años es carbono que no puede contribuir durante ese tiempo al aumento de los niveles de dióxido de carbono atmosférico.

[Img #9412]
En ese bosque de Carolina del Norte donde se realizó la investigación, árboles maduros de pino tea fueron expuestos durante 14 años a niveles de dióxido de carbono más altos que los hoy existentes. Éste es uno de los experimentos de enriquecimiento de dióxido de carbono más largos realizados en el mundo.

Se ha constatado además que el ciclo del nitrógeno en ese bosque también se aceleró a medida que la demanda de nutrientes por los árboles y los microbios aumentaba con el incremento de los niveles de CO2.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress