Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Domingo, 26 agosto 2012
Arqueología

Pavos domesticados mil años antes de lo creído

Un equipo de científicos ha descubierto en Guatemala pruebas de la domesticación de pavos mil años antes de lo creído.

La clave del hallazgo ha sido el análisis de huesos procedentes de un yacimiento arqueológico de los antiguos mayas en Guatemala.

El análisis ha permitido identificar los huesos como pertenecientes a la especie Meleagris gallopavo gallopavo, conocida popularmente como pavo mexicano, entre otros nombres.

El descubrimiento demuestra que la domesticación de pavos, una práctica propia de una sociedad de granjeros más que de cazadores-recolectores típicos, ya se llevaba a cabo en la región mil años antes de lo creído. El hallazgo constituye también la evidencia más temprana del Pavo mexicano en la cultura maya.

El descubrimiento sobre estos huesos de pavo es importante, porque los mayas de aquellos tiempos no solían poseer muchos animales domésticos. Aunque sí practicaban la agricultura, la mayor parte del contenido proteico animal de su dieta provenía de animales salvajes cazados.

[Img #9522]

La especie Meleagris gallopavo gallopavo es originaria del centro y el norte de México, fuera del área de la cultura maya. Esta especie es la que los europeos, de regreso de sus viajes a América, introdujeron en Europa. El Pavo mexicano es el ancestro de todos los pavos domésticos consumidos hoy en día en el mundo. 

Valiéndose de evidencias arqueológicas, comparaciones de la estructura ósea y análisis de ADN antiguo, el equipo de Erin Thornton, experta del Centro de Investigación Arqueológica de la Universidad de Trent en Canadá, así como investigadora del Museo de Historia Natural, situado en el campus de la Universidad de Florida, Estados Unidos, ha determinado que los fósiles de pavo pertenecieron a la citada especie procedente del centro y el norte de México. 

El descubrimiento de los huesos de pavo en un sitio al sur del área natural de distribución geográfica del animal indica que algunos ejemplares de la especie fueron transportados desde su zona de origen hasta el territorio ocupado por la cultura maya, durante el Periodo Preclásico Tardío, aproximadamente entre el año 300 a.C. y el año 100 de nuestra era.

[Img #9523]

Los huesos fueron desenterrados en el yacimiento arqueológico de El Mirador, uno de los más grandes y ricos de entre los yacimientos arqueológicos Preclásicos de las Tierras Bajas mayas. El yacimiento de El Mirador alberga un vasto conjunto de templos, figurando entre las edificaciones conocidas más grandes construidas por los antiguos mayas en toda su historia como civilización.

Aunque los fósiles fueron desenterrados en la década de 1980, su verdadera identidad se ignoraba, hasta recientemente.

En la investigación también han trabajado Mary Pohl de la Universidad Estatal de Florida, Kitty Emery y David Steadman del Museo de Historia Natural dependiente de dicha universidad, Camilla Speller y Dongya Yang de la Universidad Simon Fraser en Canadá, y Ray Matheny de la Universidad Brigham Young, en Provo, Utah, Estados Unidos.

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress