Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 27 agosto 2012
Heliofísica

Movimientos inesperadamente lentos en el interior del Sol

Enviar por email

Los movimientos interiores del Sol son mucho más lentos de lo esperado. En vez de moverse a la velocidad de un avión a reacción como parte de la comunidad científica creyó, resulta que el plasma fluye a una velocidad comparable a la de un humano caminando. El hallazgo ha sido toda una sorpresa para los físicos.

En su tercio más exterior, el Sol se comporta de un modo parecido a como lo hace una olla con agua hirviendo: el plasma caliente se eleva a la superficie donde se enfría y desciende hacia abajo, volviendo a sumergirse en el interior. Este mecanismo, llamado convección, transporta energía hacia afuera y contribuye de forma crucial a controlar la estructura y la evolución del Sol.

Los autores del nuevo estudio, dirigidos por Shravan Hanasoge del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Alemania, y entre quienes figuran especialistas de la Universidad de Princeton, el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland, y la Universidad de Nueva York, todas estas últimas instituciones en Estados Unidos, fueron capaces de determinar las velocidades del plasma a una profundidad de 55.000 kilómetros, que representa el 8 por ciento del radio solar.

Sorprendentemente, las velocidades de flujo del plasma medidas han resultado ser de algunos metros por segundo. Esta velocidad es muy inferior a la más baja predicha por los modelos numéricos de convección solar.

[Img #9526]
"No hay ninguna forma clara de conciliar las observaciones y la teoría", recalca Aaron C. Birch del Instituto Max Planck para la Investigación del sistema Solar.

La clave para estos nuevos resultados fueron los datos proporcionados por el satélite heliofísico SDO de la NASA, que ha estado observando la superficie del Sol desde principios de 2010, y cuyos datos permiten detectar fenómenos acaecidos en el interior.

En la investigación también ha trabajado Laurent Gizon, del Instituto para la Astrofísica, adscrito a la Universidad de Gotinga en Alemania.


Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress